El Gobierno de Nafarroa anima a la matriculación del alumnado en la red pública

Bajo el lema ‘¡Qué levante la mano quién quiera estudiar en la pública’, el departamento de Educación del Gobierno de Nafarroa anima a la inscripción del alumnado en la red educativa pública del herrialde como primera opción para el curso 2020/21, en el que se esperan unas cifras de escolarización similares al actual.

Naiz|2020/01/14
Gimeno2
El consejero de Educación del Gobierno de Nafarroa, Carlos Gimeno. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

La población residente en Nafarroa y nacida en el año 2017, por tanto la que debería incorporarse en ese curso, asciende a 5.973 niñas y niños, pero como la escolarización a esas edades no es obligatoria, no hay certeza sobre el número exacto de menores que se inscribirán.

El procedimiento de admisión del alumnado para este curso va a ser el primero que se realice conforme al nuevo Mapa Escolar aprobado por el Decreto Foral de 3 julio de 2019.

Cada solicitante deberá presentar una única instancia, que será presentada en las dependencias administrativas del centro escolar solicitado en primer lugar. La entrega de solicitudes se deberá realizar entre los días 3 a 7 de febrero, la lista del alumnado admitido se publicará el 12 de marzo y entre el 13 y el 24 se asignarán plazas al alumnado no admitido.

Entre el 25 y 27 de marzo se abrirá el plazo de matrícula del alumnado de 3 años y, en su caso, de solicitud de mejora de opción y en junio, entre el 22 y 25, se abrirá el plazo de matriculación en el centro admitido para el resto.

El listado definitivo de alumnado de 3 años tras la mejora de opción se conocerá el 4 de septiembre y la matrícula tendrá lugar entre el 11 y el 14.

Los detalles de la campaña de prematriculación han sido expuestos en rueda de prensa por el consejero de Educación, Carlos Gimeno, quien acompañado del director general de Educación, Gil Sevillano, ha animado a prematricular en los centros públicos, destacando la calidad de las comunidades educativas de las escuelas públicas.

El consejero, quien ha valorado las modificaciones tendentes a eliminar discriminaciones y posibilitar la admisión en centros públicos de referencia en todos los modelos, ha sostenido que la educación en centros sostenidos con fondos públicos «no solo es gratuita», sino que es «la mejor elección».

Ha apuntado que las cuotas que los centros puedan solicitar a las familias serán «siempre de carácter voluntario, no son obligatorias y pueden solicitar el desglose de para qué se solicitan».

En su intervención, ha avanzado que trabajan para que en la prematrícula del curso 2021-2022 se puedan arbitrar mecanismos que garanticen una más adecuada y equilibrada distribución del alumnado desfavorecido en los centros, pero en todo caso ha recordado que la normativa actual permite la reserva de plazas para la escolarización del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo.

Así, ha dicho, cada centro, tanto público como privado concertado, debe reservar dos plazas por grupo, tanto en el segundo ciclo de Educación Infantil como en Primaria, hasta finalizar el periodo ordinario de preinscripción, para el alumnado en condiciones de desfavorecimiento social y cultural.

Esa reserva puede ser solicitada por las familias señalándolo en el impreso de preinscripción, que debe acompañarse del informe correspondiente.

En la campaña actual, no existen modificaciones sustanciales con respecto a la anterior en cuanto a los baremos, criterios prioritarios o la aplicación del criterio complementario que se refiere exclusivamente a Iruñerria relativo a la distancia del domicilio de residencia o de puesto de trabajo de alguno de los progenitores respecto al centro educativo elegido como primera opción.

Los órganos competentes de los centros que tengan más solicitudes que plazas escolares vacantes procederán a la baremación teniendo en cuenta la mayor puntuación obtenida en los apartados de: hermanas o hermanos matriculadas/os o progenitores o tutoras y tutores que trabajen en el mismo centro; situación de discapacidad; proximidad domiciliaria; renta per cápita y familia numerosa.

A ello se suma la aplicación del criterio complementario y el sorteo público en Educación, con la presencia del Servicio de Inspección.

Al ser cuestionado por las demandas de trabajadoras de las escuelas de 0 a 3 años, ha asegurado que tienen «voluntad plena» de hacer el traspaso de las dependientes de Derechos Sociales a Educación y para ello se ha iniciado el trabajo con un «análisis exhaustivo».