Un muerto, ocho heridos y un desaparecido tras una explosión en una planta química de Tarragona

Al menos una persona ha muerto, ocho trabajadores han resultado heridos –dos de ellos de gravedad– y uno más ha desaparecido tras la fuerte explosión, seguida de un gran incendio, que se ha registrado esta tarde en la planta petroquímica de La Canonja, en Tarragona.

NAIZ|2020/01/14
Bomberos-tarragona
Bomberos trabajando en la planta química incendiada, en una imagen del cuerpo de Bombers de la Generalitat. (Bombers)

Al menos una persona ha muerto y ocho han resultado heridas por quemaduras tras una explosión registrada en la planta petroquímica de La Canonja (Tarragona) que se ha escuchado desde la ciudad de Tarragona y en zonas a kilómetros de distancia.

La explosión se ha producido una fábrica de la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE), antigua IQA, por motivos que se están investigando.

Los heridos son trabajadores de la fábrica. Los graves son grandes quemados y uno de ellos se encuentra en estado crítico. Otro tiene pronóstico menos grave y tres son leves. Además, se sigue buscando a otro trabajador en la planta. Los trabajadores de la empresa, de 120 empleados, han informado de que faltaba por localizar a una persona, «que no se ha encontrado y quizás ha salido».

Derrumbe en una vivienda

El fallecido ha sido un hombre que se ha golpeado por el efecto de la onda expansiva en un edificio de Tarragona.

El hombre estaba en un edificio de la plaza García Lorca, en el barrio Torreforta, donde según los Bombers, se ha derrumbado un elemento estructural en uno de los pisos del bloque, que tiene en total tres plantas.

La explosión ha generado una onda expansiva y una gran columna de fuego y humo, y ha obligado a confinar a vecinos de la zona, primero hasta a siete municipios –Tarragona, Salou, Vilaseca, Reus, Constantí, El Morell y La Canonja– aunque después se ha ido restringiendo a la zona afectada.

El confinamiento se ha levantado minutos después de las 21.30, ya que, según el consejero de Interior, Miquel Buch, no ha existido riesgo para la salud de los vecinos de la zona porque no se ha originado ningún tipo de toxicidad en el aire.

Buch  ha detallado que el incidente ha afectado a ocho personas: una de ellas ha muerto en una zona alejada de la industria, «previsiblemente por la onda expansiva»; seis heridos de distinta consideración, y la persona desaparecida.

Sobre la explosión, el conseller ha señalado que ésta ha generado una columna muy vertical, debido a que el óxido de etileno es un material muy combustible y las llamas y la explosión resultan muy fuertes.

Descartan nube tóxica

«Confirmamos que no hay toxicidad en el aire. El confinamiento se ha hecho de manera preventiva», ha agregado Buch, que ha aconsejado que los vecinos de la zona se queden igualmente en casa por el olor y las partículas que haya generado la explosión.

Inicialmente, el accidente, que no consta que haya originado ninguna nube tóxica, ha obligado a activar el plan Plaseqcat ante accidentes químicos en fase de alerta, aunque posteriormente se ha elevado a la fase de emergencia.

Los Bomberos de la Generalitat han movilizado a una veintena de dotaciones para rebajar la intensidad de las llamas, que afectan a instalaciones con productos químicos.

Según han explicado los Bombers sobre las 20.20 horas, el óxido de etileno quema de forma controlada y han conseguido rebajar la intensidad de las llamas que afectan al depósito donde se encuentra la reserva de esta sustancia.

Poco antes de las 22.00,  han dado el incendio por estabilizado, aunque todavía no está controlado, por lo que siguen en la zona intentando extinguir el fuego en el tanque afectado.

Los Bombers, que han enfriando el tanque y revisado el recinto, han explicado que la explosión habría provocado otros pequeños incendios que afectan otras instalaciones de la industria.

Ante las quejas porque no se han activado las sirenas de alarmas a la población, preceptivas en caso de accidente químico, Protección Civil lo ha justificado porque la explosión y el incendio posterior no han afectado más allá del polígono industrial. 

La federación de Industria de CCOO de Catalunya ha denunciado que el Plan de emergencias del sector químico, Plaseqcat, ha fallado.

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha reabierto a la circulación de las carreteras N-340, C-31B y el enlace de la T-315 con la A-7, cortadas debido a la explosión en una planta de la petroquímica de Tarragona, mientras que Renfe ha reanudado la circulación de los tramos afectados, aunque persisten retrasos.

La empresa donde ha ocurrido la explosión es la única industria de España que procesa óxido de etileno, con capacidad para producir un total de 140.000 toneladas al año, una sustancia que se emplea para fabricar polímeros.