Sánchez sube las pensiones un 0,9% y se reunirá con Torra «encantado y cuanto antes»

El Gobierno Sánchez ha arrancado este martes sin grandes anuncios: sube las pensiones un 0,9% (el IPC estimado) y confirma su voluntad de reunirse con Quim Torra «porque sigue siendo el president de Catalunya. Estoy encantado y será cuanto antes», ha dicho el mandatario de Moncloa.

NAIZ|2020/01/14
Sanchez
Sánchez, con tres de sus vicepresidentes. (Pierre Philippe MARCOU | AFP)

Revaloración de las pensiones para este año era el compromiso de PSOE y Unidas Podemos y se ha ejecutado hoy en el primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo. Vía decreto, Pedro Sánchez ha anunciado que aumentan en un 0.9%, con efectos retrotraídos al 1 de enero, con lo que «no habrá merma del poder adquisitivo». Si la inflación fuera mayor, se revalorizarán en la misma medida con un único pago antes de abril de 2021.

Moncloa ha añadido que con ello la pensión común para mayores de 65 años con cónyuge a su cargo será de catorce pagas de 834 euros cada uno.

No ha habido grandes anuncios para ser el primer Consejo de Ministros. Ya en el turno de preguntas, Sánchez ha sido preguntado por Catalunya en un doble sentido: la reunión pendiente con Quim Torra y la apuesta por la hasta ahora ministra Dolores Delgado como fiscal general del Estado.

Sobre la reunión con Torra, ha despejado cualquier duda indicando que «no tenemos ningún problema en reunirme con el señor Torra porque sigue siendo el president de Catalunya. Estoy encantado y será cuanto antes. La determinación de poner en marcha ese diálogo es absoluta. Hay que devolver a la política lo que es una cuestión política».

En cuanto a Delgado, ha recordado que únicamente vuelve a su espacio natural, la Fiscalía, y que tiene un curriculum incuestionable. «La oposición está en contra de este nombramiento y de todos, también bloquea el Consejo General del Poder Judicial o la renovación del Defensor del Pueblo», se ha quejado.

«Gobierno de acción, resolutivo»

El resto de cambios son más organizativos que otra cosa. Los consejos de ministros se realizarán el martes, y no el viernes como ha sido norma histórica, para «programar mejor la semana», buscando una mayor operatividad, ha dicho Sánchez. Ha reivindicado «un Gobierno de acción, resolutivo, que no pierda el tiempo y demuestre su energía. No va a haber un momento de descanso. Queremos ir por delante de los problemas y no detrás».

Ha hablado de «grandes transformaciones que hacer» en materia económica, territorial, demográfica, reducción de las desigualdades sociales, urgencia climática e igualdad de género. Anuncian balances cada cien días con los logros que se vayan consiguiendo.

«Será una legislatura de diálogo social y territorial», ha añadido Sánchez repitiendo lo que ya afirmó el domingo tras visitar al Rey pero sin mayor concreción. «No hay nada más progresista que unir al país y dialogar», ha añadido.

Sánchez tiene claro que no habrá 100 días de gracia, sino una oposición furibunda, «pero nos servimos plenamente legitimados».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK