Salvini impulsa el voto a favor de su propio enjuiciamiento para presentarse como «mártir»

El líder ultraderechista italiano Matteo Salvini ha hecho que su partido vote a favor de quitarle la inmunidad y permitir su juicio por bloquear un barco con migrantes, en lo que se considera una estrategia para presentarse como «mártir» ante los comicios regionales del domingo.

NAIZ|2020/01/20
Salvini-italia
Matteo Salvini, en un mitin con la candidata de la Lega en Emilia-Romagna , Lucia Borngonzoni. (Andreas SOLARO/AFP)

La Junta de Inmunidad del Senado italiano ha autorizado este lunes que el líder del partido ultraderechista Lega, Matteo Salvini, sea juzgado por un delito de secuestro cometido contra los 131 inmigrantes a los que en julio de 2019, cuando era ministro de Interior, impidió durante cinco días desembarcar del buque militar Gregoretti, en el marco de su política de puertos cerrados.

La Junta de la Inmunidad, que reúne a 23 representantes de las diferentes fuerzas políticas, debía dar un primer paso en este proceso y decidir si se levantaba la inmunidad de Salvini, investigado por secuestro de personas.

Cinco senadores de su propio partido han votado a favor de enjuiciarle, mientras que cuatro de la Forza Italia de Silvio Berlusconi y uno de la ultraderechista Fratelli d’Italia han votado en contra. En caso de empate se decide retirar la inmunidad.

Por contra, los partidos del Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5S), el Partido Demócrata (PD) e Italia Viva (IV) han abandonado la sala para no votar sobre esta cuestión alegando que Salvini quiere aumentar las opciones de ser enjuiciado para presentarse como un «mártir» en las elecciones regionales en Emilia-Romagna (norte) y Calabria (sur) del próximo domingo.

Unos comicios importantes que Salvini ha planteado como una prueba al Ejecutivo nacional, al que pretende erosionar confirmando su posición de fuerza más votada en Italia.

Al principio, Salvini rechazó este juicio, pero luego pidió a sus senadores que apoyaran su procesamiento para poder defenderse. «Hay momentos en los que, para alcanzar la libertad, es necesario pasar primero por la prisión. Estoy preparado», ha proclamado hoy durante un acto electoral en Comacchio, parafraseando a un literato.

«Victimismo agudo»

Desde la izquierda se acusa a Salvini de «usar las instituciones para su propaganda política», recurriendo a un «síndrome de victimismo agudo», en palabras del portavoz del PD en la Cámara de los Diputados, Graziano Delrio.

En las elecciones del domingo, el líder ultra, que salió del Gobierno en agosto tras dinamitar su coalición con el M5S, quiere hacerse sobre todo con Emilia-Romagna, cuya capital es Bolonia.

Su candidata, Lucia Borgonzoni, está muy igualada en todos los sondeos al actual presidente, Stefano Bonaccini, por lo que existe el riesgo que Salvini conquiste la región «roja» de Italia, donde la izquierda gobierna desde hace 50 años.

Un triunfo de la Lega podría además impulsar la caída del Gobierno formado por el PD y el M5S, y provocar las elecciones legislativas que anhela Salvini.

En marzo del año pasado, el Senado bloqueó la celebración de otro proceso similar contra Salvini, en un caso en el que se le acusaba de secuestro de personas por haber impedido el desembarco de 177 migrantes en las costas italianas.