ELA denuncia que la subida del SMI queda «lejos de las expectativas generadas»

El sindicato ELA considera que el aumento del SMI a 950 euros queda »lejos de las expectativas generadas tras el incremento que tuvo en 2019 y de las promesas de llegar a 1.000 euros en 2020».

Ion SALGADO|GASTEIZ|2020/01/23
Smi
La ministra junto a la patronal y a CCOO y UGT. (CCOO)

El responsable de política social de ELA, Mikel Noval, ha denunciado el acuerdo alcanzado por el Gobierno español, la patronal y CCOO y UGT sobre el Salario Mínimo Intereprofesional «establece una subida muy escasa, quedando lejos de las expectativas generadas tras el incremento que tuvo en 2019 y de las promesas de llegar a 1.000 euros en 2020».

A su juicio, «de esta manera se confirma la lectura que hicimos del acuerdo programático alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos, que renunciaba a dignificar la cuantía del Salario Mínimo, dejando el mismo en manos del diálogo social, lo que, en la práctica, significa dar derecho a veto a la patronal».

Noval ha señalado que, «en contra de lo que nos quieren hacer ver, la recuperación del diálogo social es una muy mala noticia para la clase trabajadora. Ese diálogo en el Estado español es un instrumento que se viene utilizando para recortar los derechos laborales y sociales, como en los acuerdos para recortar las pensiones, o, como en este caso, para frenar los necesarios avances laborales y sociales».

1.200 euros y la huelga del 30E

Para el responsable de ELA dejar el salario mínimo en 950 euros «está muy lejos de la demanda que hacemos en la huelga general del 30 de enero, que exige un salario mínimo de 1.200 euros». «La escasa subida aprobada en Madrid nos da la razón cuando decimos que sin presión y movilización social no vamos a conseguir nada», ha añadido.

A este respecto, ha recordado que los sindicatos que participan en la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, que ha convocado una huelga de la semana que viene, «hemos interpelado a la patronal de la CAV y Navarra para poner en marcha la negociación de un Acuerdo Interprofesional que fije el salario mínimo en nuestro territorio en 1.200 euros».

Y ha rechazado «las voces de quienes, como ha hecho el Consejero de Hacienda del Gobierno Vasco. Pedro Azpiazu, exigen contener la subida del SMI alegando que es mala para la creación de empleo. Lo ocurrido en 2019 demuestra que subir el SMI no perjudica el empleo, sino todo lo contrario, y además tiene efectos positivos en la recaudación de las haciendas y la seguridad social».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK