Salario mínimo y pensiones, primeras iniciativas registradas por EH Bildu en Madrid

El grupo parlamentario de EH Bildu en Madrid ha registrado este jueves sus primeras iniciativas en el Congreso de los Diputados. La coalición reclama un SMI de 1.200 euros, una pensión mínima de 1.080 euros y que se completen las transferencias pendientes.

Naiz|2020/01/23
Oskar_matute_y_mertxe_aizpurua_(1)
Los parlamentarios Oskar Matute y Mertxe Aizpurua, con las propuestas presentadas. (EH Bildu)

El grupo parlamentario de EH Bildu en Madrid ha registrado este jueves sus primeras iniciativas en el Congreso de Madrid.

La coalición soberanista propone «establecer un salario mínimo de 1.200 euros con 14 pagas en la CAV y Nafarroa, en consonancia con las reivindicaciones de la huelga general convocada para el 30 de enero».

Para ello se demanda la derogación de las reformas laborales que llevaron a cabo el PSOE en el año 2010 y el PP en el 2012. «Si el objetivo es la recuperación de todos los derechos arrebatados a los y las trabajadoras, es imprescindible derogar ambas reformas laborales».

EH Bildu ha apuntado que, atendiendo a la realidad socioeconómica, el nivel de vida y el modelo productivo de cada territorio, un salario mínimo de 950 euros «no es suficiente» para garantizar condiciones de vida dignas a la ciudadanía vasca. Por ello, aboga por «un marco propio en el que predominen las relaciones laborales y la negociación colectiva» pactadas en Hego Euskal Herria.

La segunda de las Proposiciones No de Ley (PNL) presentadas tiene como objetivo dar respuesta a las reivindicaciones de los y las pensionistas garantizando pensiones mínimas de 1.080 euros. Para ello, EH Bildu pide revertir todos los recortes y la «transferencia inmediata y sin demoras» de todas las competencias unidas a la Seguridad Social, tal y como recoge el Estatuto de Gernika aprobado en 1979».

«Punto de partida insuficiente»

EH Bildu estima que la subida del 0,9% anunciada por el nuevo Gobierno español «es un buen punto de partida» pero «insuficiente», ya que «supone únicamente el primer paso para revertir todos los recortes producidos».
 
La coalición urge a «transferir de manera inmediata e íntegra las 36 competencias pendientes del Estatuto de Gernika y las 25 del Amerojamiento Navarro, que deberán materializarse en un máximo de seis meses», y observa con «escepticismo el enésimo acuerdo entre el PSOE y el PNV para completar dichas transferencias», ya que «los diferentes Gobiernos españoles han incumplido este tipo de compromisos una y otra vez».