Nuevas colaboraciones reforzarán el programa de Tabakalera en su quinto aniversario

Tabakalera contará este año con nuevos compañeros de viaje como Ars Electrónica o Artium, que se suman a la Quincena Musical, Zinemaldia, Elias Querejeta Zine Eskola y el Museo de Bellas Artes, entre otros. El objetivo es seguir fomentando la creación y apoyar la profesionalización de artistas y creadores.

Nagore BELASTEGI|2020/01/28
Tabakalera
Clara Montero y Edurne Ormabazabal en la presentación de la programación anual. (Gorka RUBIO / FOKU)

Hace cinco años que la fábrica de cultura en que se ha convertido el centro internacional de cultura contemporánea Tabakalera abrió sus puertas en Donostia bajo un concepto que podía resultar algo extraño a la ciudadanía. Al cabo de un lustro, se ha convertido en un referente, un espacio para los creadores y también para los consumidores de cultura.

Edurne Ormazabal, directora general de Tabakalera, y Clara Montero, su directora cultural, han presentado esta mañana la programación para este 2020, que esperan que sea «un año de consolidación y de celebración» debido a que el 11 de setiembre se cumple su quinto aniversario. Aunque no han avanzado más, sí han dado algunas pistas como que se desarrollará en «un clima festivo» y que participarán «todas las instituciones que forman parte del centro». Han elegido la idea del juego como hilo conductor que, en algunos casos, será evidente y en otros no tanto.

En cuanto al programa dirigido a los profesionales, por primera vez se abrirá la Escuela de Arte de verano gracias a una nueva colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo Artium de Gasteiz. La escuela permitirá la práctica artística durante tres meses a los creadores. Además, continuarán impulsando las convocatorias habituales del Espacio de Creadores –el plazo de inscripción termina en unos días– y el del coworking Kutxa Kultur Enea, que abrirá sus plazas en febrero.

En cuanto al cine y el audiovisual, la colaboración con Zinemaldia y la Elias Querejeta Zine Eskola dará sus frutos en la sexta edición de Ikusmira Berriak, mientras que el apoyo del Gobierno de Lakua impulsa el programa Noka Mentoring, dirigido a las directoras de cine emergentes. Además, durante el 2020 se celebrará la primera edición de los premios de prototipo del laboratorio de audiovisuales en euskera 2deo. Este laboratorio organizará también las jornadas ‘2deo, Zinemaldi&Technology’ que aúnan audiovisual y nuevas tecnologías, y se desarrollarán a finales de mayo.

Por otro lado, Tabakalera acogerá la sexta edición del encuentro Cultura y Ciudadanía que, por primera vez, se celebrará fuera de Madrid. Según han explicado, esta citas «persigue promover la reflexión y el pensamiento sobre la cultura y las prácticas culturales contemporáneas».

Al margen de las actividades dedicadas a los profesionales, Tabakalera contará con numerosas propuestas dirigidas al público general. Tal y como anunciaron hace algunas semanas, el centro contará con una nueva sala de exposiciones, que se sumará a una amplia oferta expositiva entre la que se incluyen la muestra ‘Cine ex. De la abstracción al algoritmo’, la primera de una serie de exposiciones realizadas en colaboración con Zinemaldia y, ‘Chris Kraus: películas antes y después’.

La ya mencionada colaboración con Artium se extenderá de forma que el museo compartirá programación con Tabakalera, al igual que ya hace el Bellas Artes de Bilbo. De este modo, «la pantalla compartida de Tabakalera tendrá más peso que nunca», han apuntado, ya que trasciende sus paredes y alcanza otros territorios.

Los ciclos habituales de cine continúan y se les suman nuevas propuestas como ‘Cine hablado’, donde los cineastas presentarán sus películas ante el público. Jon Garaño, Jose Mari Goenaga y Aitor Arregi lo estrenaron el 18 de enero con su disertación sobre ‘La trinchera infinita’, y los próximos invitados serán Oliver Laxe con ‘O que arde’ (11 de febrero) y Belén Funes con ‘La hija de un ladrón’ (21 de marzo).

La idea del juego elegida se verá reflejada en las piezas de la muestra ‘Cybernetics of the poor’, que girará en torno al ejercicio, o la instalación ‘Kuboa’, de Julio Le Parc, «un artista pionero al incluir elementos lúdicos y participativos en sus intervenciones».

Además, desde abril hasta verano se desarrollarán varias actividades relacionadas con los videojuegos en la exposición ‘Bideo-jokoak’ o en el programa para toda la familia preparado por Ubik. Por otra parte, Ormazabal y Montero han anunciado que otra de las nuevas colaboraciones alcanzadas es con el festival Ars Electrónica, institución austriaca referente en el ámbito del arte, la tecnología y la sociedad.

En cuanto a la música, repiten colaboración con la Quincena Musical para desarrollar dos propuestas: la instalación sonora ‘Scala’, de la compositora Pauline Oliveiros y que ocupará la escalera principal, y una pieza de arte sonoro basada en una grabación de Jorge Oteiza en la que describe cómo imaginaba una ópera.

Por último, han recordado que continuarán con su programa para familias, el programa Harrotu Ileak en el que trabajan con jóvenes migrantes o Izan Ezberdin, dirigido a adolescentes mayores de 14 años para fomentar su implicación activa en el ocio cultural.