Desarrollan una aplicación para poder detectar el coronavirus mediante la voz

El Instituto Biocruces de Bizkaia, junto al Hospital de Cruces, BIOEF y el Hospital Virgen de la Arrixaca, se encuentra desarrollando una aplicación para móviles que permitiría detectar la Covid-19 a través de la voz y la tos. Se espera que la aplicación pueda estar lista para el otoño.

NAIZ|2020/05/07
Movil
Con la aplicación el coronavirus podría detectarse a través del móvil. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

El Instituto Biocruces Bizkaia ha iniciado los trabajos para desarrollar una aplicación para teléfonos móviles y tabletas que permita detectar la Covid-19 a través de una serie de patrones de la voz y la tos mediante modelos de inteligencia artificial.

En el proyecto participan, junto al Instituto Biocruces Bizkaia, el Hospital de Cruces, la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitaria (BIOEF) y el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murica, que utilizan para el desarrollo de la aplicación tecnología creada por la empresa Biometric Vox.

El director de Innovación Organizativa y de Gestión de BIOEF, Iñaki Gutiérrez, ha señalado que se trata de una aplicación «de cribado, no de diagnóstico» con la que se busca identificar futuros brotes de la enfermedad «de una manera precoz» mediante el «autodiagnóstico».

Para ello, el Instituto Biocruces Bizkaia ha comenzado a grabar la voz y tos de tres grupos de personas, por una parte, personas sanas sin patologías, por otra, personas con patologías respiratorias y, por último, pacientes positivos en coronavirus para establecer patrones en la voz y la tos.

En esta primera fase, que se espera concluya a finales de mayo, se identificarán esos patrones y en una segunda fase, que se realizaría en el mes de junio, se procederá a la validación de la aplicación mediante un muestreo para ver la capacidad de la herramienta para detectar a personas infectadas.

La aplicación, que se espera pueda estar lista para el otoño, permitirá al usuario conocer si tiene un patrón de voz o de tos «compatible» con Covid-19 para que en ese caso se ponga en contacto con su sistema de salud para que le hagan «el diagnóstico» y verifiquen si está afectado.

Gutiérrez ha explicado que para establecer esos patrones se graba la tos, porque «hay parámetros que identifican la Covid-19 con una tos seca», y la voz con distintas grabaciones, entre ellas la de una frase larga para identificar si a la persona le cuesta respirar y existe fatiga.

El proyecto permitirá «identificar patrones determinados» en los casos de enfermos por coronavirus e incluso se pretende llegar a saber si hay modificaciones a lo largo de la patología y si evolucionan los parámetros de la tos y la voz «desde que se ha identificado inicialmente la COVID-19 hasta que el paciente se cure».