La reanudación sin público de la Liga implicará una pérdida de 300 millones de ingresos a los clubes

Los clubes de LaLiga contemplan que la vuelta a la competición sin público provocará una merma de al menos 130 millones de euros entre abonos y entradas y de 300 con otras fuentes de ingresos. Todos prevén un futuro complicado con una reducción de los ingresos y desde la Real Sociedad se destaca que «estamos en un momento de incertidumbre».

NAIZ|2020/05/22
Madrid-alaves
Jugar a puerta cerrada perjudicará más a clubes como el Real Madrid que a otros como el Alavés. (Juanan RUIZ/FOKU)

Los clubes y analistas pronostican tiempos duros y anticipan un concepto para definir la tendencia: redimensionamiento. «Hablamos ya de la nueva normalidad. Partidos a puerta cerrada, quizás otra fase posterior con aforos muy reducidos... Pero el factor tiempo es muy importante», explican a EFE fuentes de la Real Sociedad.

En el club donostiarra se centran en llegar al 30 de junio: «Podemos decir que hemos reaccionado bien y vamos a poder hacer frente a la situación. La temporada que viene va a ser un ejercicio complicado para los clubes, sin duda».

LaLiga encargó al inicio de la emergencia sanitaria un estudio en el que se indicaba que, en caso de poder seguir el campeonato sin público, las pérdidas serían de unos 88 millones de euros en abonos y 41,4 en ventas de entradas en taquillas. Con otros conceptos, la reducción de ingresos asciende a 300 millones, siempre que se termine el campeonato. Si no, la pérdida sería de 1.000.

«En la industria, los abonados representan un número muy alto de los ingresos. No solo por los abonos, también son el principal público que compra camisetas, que asiste a los estadios y consume en los bares y que, en general, consume los productos de los clubes», explica a EFE un responsable de un club de Segunda.

Los clubes grandes, los más afectados
Las pérdidas serán menores para los clubes de tamaño intermedio, aquellos en los que pesan más los derechos televisivos, la parte del ingreso que menos se perdería si se completa el campeonato.

«En un club de media tabla hacia abajo la proporción más alta de ingresos, que puede llegar al 70-80% de lo que perciben, son los derechos audiovisuales. A ellos las instalaciones cerradas afectan, pero significativamente menos», explica a EFE el experto en patrocinio Carlos Cantó, consejero delegado de SPSG Consulting.

Según Cantó, para los clubes de tamaño grande los estadios cerrados pueden suponer una merma de entre una quinta parte y un tercio de sus ingresos, por contar con coliseos más grandes, taquillas más abultadas y más recaudación por las localidades VIP, las áreas de hospitalidad o en sus tiendas.

Los ingresos de todos los clubes de las dos primeras categorías de LaLiga por los días de partido de una temporada fueron aproximadamente 782,1 millones de euros durante la temporada 2017-18, la última con datos oficiales disponibles.

En este apartado se incluyen los abonos, lo que reciben los clubes de las competiciones internacionales y los amistosos. De media, es el 17,5% de sus ingresos, cuando la televisión es un 33%. Si quitamos al Real Madrid y al Barcelona, la importancia de las retransmisiones televisivas sube al 42% de los ingresos de los clubes.

Barcelona y Real Madrid son los que menos dependen en sus ingresos de los derechos televisivos (un 35% y 34%, respectivamente), según los datos de un estudio del banco alemán Deutsche Bank, que prevé pérdidas de entre 120 y 260 millones para ellos este curso.

Redimensionar el fútbol
La reanudación de la competición tiene, además del objetivo de decidir deportivamente el campeonato y las clasificaciones a competiciones europeas, la intención de asegurar el cobro de los derechos de televisión.

Este apartado supuso la temporada pasada un importe de unos 1.320 millones de euros (descontadas obligaciones) para los clubes de Primera y unos 150 para los de Segunda. Si no se acaba el torneo se perdería una tercera parte del total, unos 549 millones.

Las turbulencias seguirán la próxima temporada si, como parece probable, se tiene que comenzar el campeonato sin público mientras no se llegue a descubrir una vacuna.

«Si la próxima temporada no se puede ir al fútbol va a perder interés por parte de los aficionados y los clubes van a ver una bajada de los derechos de televisión, que es la olla que les proporciona alimentos, y recortes en los patrocinios. Tienen que adecuarse a un nuevo escenario con menores ingresos y en los que los gastos se tendrán que redimensionar», analiza en conversación con EFE el economista José María Gay de Liébana.

El término también entra en las reflexiones internas de la Real Sociedad. «Está claro que se va a dar un redimensionamiento del mercado. No sabemos de qué proporciones estamos hablando. El control financiero de LaLiga nos marca los límites salariales a los clubes y ahí veremos un indicador».

«Actualmente los clubes tienen plantillas cuyo coste sobrepasa los límites que les vamos a establecer. Vamos a vivir una época de mucho trueque, de traspasos de jugadores sin flujos económicos», advirtió el presidente de LaLiga Javier Tebas, que también dejó caer que «habrá que tirar de cantera».

Se prevén una reducción de salarios, no incorporar jugadores y la posibilidad de que la patronal proponga una financiación colectiva de la deuda de los clubes, hasta 200 millones.

«Para nosotros no es nada nuevo tirar de la cantera –recogen el guante desde la Real Sociedad, más preocupada porque «los clubes nos alimentamos de la cercanía emocional de nuestros aficionados y aficionados. Lograr mantener la cercanía emocional en un momento en el que físicamente vamos a estar más alejados es nuestro principal reto».

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Bederatzi talde, bost Euskal Herriko areto... Denboraldi honetako NAIZ Kontzertuen unerik onenak.