Zierbena cierra su semana perfecta llevándose el Estatal de Traineras

Los «galipos» han sumado el tercer entorchado estatal a su palmarés, encadenado este al Campeonato de Euskadi de Lekeitio. Los discípulos de Juan Zunzunegui han roto la regata en el primer largo y después han sabido aguantar el ataque de un Orio que se ha quejado de los estorbos provocados por los barcos locales en su calle.

Arnaitz Gorriti|2020/08/02
Zierbena
Zierbena ha encadenado un fin de semana perfecto, sumando dos títulos de máxima exigencia a su palmarés. (LA OTRA FOTO)

Zierbena ha sumado su tercer entorchado estatal después de los conquistados en 1949 y 2018. Sin embargo, lo mejor para los «galipos», sin los corsés de los cupos de la Liga Eusko Label, ha sido el fin de semana perfecto que han sumado, después de encadenar el Campeonato de Euskadi y el Estatal de Traineras.

Con la marea alta, el campo de regateo de Marina de Cudeyo ha presentado una cara medianamente pasable, sin excesivos desmanes entre calle y calle, aunque la tres y la cuatro se han revelado como más ventajosas. Asimismo, la afición cántabra se ha arrimado, quizá en exceso, a disfrutar de esta regata, con la idea de que los suyos quizá no fueran a ganar, pero sí a dar un susto a tres escuadras que pelean por la Liga Eusko Label.

Zierbena, tal y como sucediera en Lekeitio el viernes, ha saltado al agua con ímpetu arrollador, superando a Santurtzi y Orio en más de una trainera ya para la primera ciaboga. Orio, mientras, se ha visto entorpecido por un campo de regateo copado por barcos de recreo y de gentes que no debían estar ahí, al tiempo que Santurtzi ha arrancado a la par que los «galipos», pero han ido quedándose conforme el primer largo ha ido pasando. Otro tanto se puede decir de Pedreña, que se ha permitido el lujo de ponerse en cabeza en los 30 primeros segundos de la regata, para acabar cediendo 11 segundos para la primera ciaboga. Su regata fue el sábado y ahí acertó de manera inmejorable.

Conforme pasaban los minutos, la pelea por el título estatal ha quedado en un mano a mano entre Zierbena y Orio, que ha empezado a limar brevemente su desventaja, mientras que la «Sotera» ha cedido más de la cuenta, dejándose ocho segundos respecto a la proa de la regata ya en el segundo viraje. Asier Zurinaga y sus muchachos, para su desgracia, han empezado a desconectar de la finalísima, perdiendo sus opciones para revalidar el título del año pasado. Y lo que es peor, volverán a casa con un mar de dudas de cara a la competición de la regularidad.

Dulce y amargo

Mientras, el mano a mano entre Zierbena y Orio se ha mantenido en el margen del bote y medio que los «galipos« han abierto en el primer largo. El patrón Gorka Aranberri ha arengado con todas sus fuerzas, pero los aguiluchos no se han metido a la par de la embarcación vizcaina en ningún momento –y eso que los jueces han devuelto a su tercera calle a los «galipos», en un breve momento de tensión–, que además ha vuelto a abrir un poco de brecha en los metros finales antes de enfilar el largo final.

No ha habido caso. Orio no ha llegado a inquietar a los «galipos», que se han permitido el lujo de aflojar en las últimas paladas, para disfrutar de un fin de semana perfecto, en el que ha encadenado el Campeonato de Euskadi y el estatal de Traineras.

José Manuel Ortiz, delegado de Zierbena, ha destacado este triunfo como símbolo del «crecimiento» de los «galipos». «Hemos ido primeros desde la primera palada y hemos sabido mantenernos arriba manteniendo la cabeza fría. Zierbena no quiere un ascenso en vertical, porque eso puede significar también caer en vertical. Este es un momento álgido de nuestro club, pero ojo, porque tenemos que ir creciendo poco a poco y siempre con los pies muy asentados. además, sabemos contra quién competimos y bueno, el vernos y disputar cada regata es fundamental para que nuestro club siga

Borja Gómez, patrón de Zierbena, que además ha bogado en casa. «Ha habido mucha tensión, tal vez por vernos por delante desde el principio y también por remar yo en casa. En el tercer largo nos ha costado un poquito y se nos ha echado Orio un poco encima. Nos la hemos jugado –en referencia a la invasión de la calle cuatro por parte de Zierbena–  y nos ha salido bien. Hay que felicitar a los chavales, también a los que se quedan fuera, y al pueblo, que aunque sea pequeño, pero aporta mucho», ha indicado.

Iosu Esnaola, el presidente de Orio, ha simbolizado la parte amarga de la regata. «Hemos hecho un gran trabajo, pero lo que nos hemos encontrado es vergonzoso. Fuerabordas, motoras, barcos... y demás se nos han cruzado desde el primer momento, nadie nos ha hecho caso desde la organización. Y luego en el tercer largo Zierbena se ha metido en nuestra calle sin que tuviera la distancia suficiente. Nos hemos vuelto a quejar a los jueces y no nos han hecho ni caso. Se quejan cuando no vamos y cuando decidimos ir, nos hacen estas faenas en la cara. Esto es una vergüenza».

Un poco más calmado, el patrón Gorka Aranberri ha tenido reminiscencias antiguas. «En la calle cuatro y en Pedreña, somos un blanco perfecto para que nos hagan lo que nos han hecho. Aún parece haber recuerdos de lo que pasó en 2005 –de cuando una reclamación de Orio impidió que Pedreña ondeara la Bandera de La Concha– y ya imaginábamos que algo así nos podría pasar. En fin, que en ese primer largo nos han sacado toda la renta, pero el equipo no se ha descentrado y aunque hay que felicitar a Zierbena porque lo ha hecho muy bien, en los restantes tres largos hemos sido tan rápidos, o más, que ellos», ha apuntado.

Clasificación final:

1-Zierbena 19:45.74

2-Orio 19:50.45

3-Santurtzi 20:16.93

4-Pedreña 20:36.70

Urdaibai, contra el crono

La tanda de consolación ha tenido el espectáculo de ver a Urdaibai bogando por la quinta plaza, o más bien contra el crono, porque Camargo, y mucho menos el bote de Actividades Náuticas de Castro, han podido arrimarse siquiera a la estela de la «Bou Bizkaia». Claro que era el sábado cuando a los «txos» les correspondía lucirse y no lo consiguieron.

Así las cosas, Bermeo ha pagado su penitencia haciendo un entrenamiento de calidad, mirando más a las próximas regatas de la Liga Eusko Label –Hondarribia el sábado y Ondarroa el domingo–, donde tienen un liderato que defender ante muchos rivales que acechan en un lapso escaso de puntos.

Una vez terminada la final B, el patrón de la «Bou Bizkaia» Iker Gimeno ha comentado que «hemos luchado contra nosotros mismos. No había que guardarse cartas y hemos venido a hacer un buen tiempo. Los muchachos lo han hecho muy bien. Nadie quería tener que bogar en esta final, pero nos vamos contentos por lo que hemos hecho en esta regata, donde hemos hecho un tiempazo».

Final de consolación:

Bermeo 19:52.70

Camargo 20:48.47

Actividades Náuticas 21:40.94

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Bederatzi talde, bost Euskal Herriko areto... Denboraldi honetako NAIZ Kontzertuen unerik onenak.