Colocan la primera muestra de la nueva valla fronteriza «menos lesiva» en Ceuta

La empresa pública Tragsa ha levantado la primera muestra de cómo será el nuevo vallado fronterizo de Ceuta, recrecido a diez metros de altura y coronado por grandes cilindros metálicos lisos en lugar de alambres con cuchillas en los tramos más «vulnerables» a intentos de salto en grupo de migrantes.

Naiz|2020/08/06
Ceuta
Imagen de archivo de la valla fronteriza en Ceuta. (FADEL SENNA / AFP)

La adjudicataria ha colocado dos piezas de aproximadamente 2,5 metros de anchura cada una en el entorno de Finca Berrocal, por donde se han producido durante los últimos años varias de las entradas con éxito más numerosas.

Las piezas están ubicadas en un sector en el que también se han instalado los ‘peines invertidos’ que han reemplazado a las concertinas, con la intención de que las nuevas barreras sean «menos lesivas» y «más efectivas».

Cada elemento incluye barrotes verticales en su parte inferior y chapas sin malla en medio para complicar su trepado. Los cuatro metros superiores están formados por otra parte enrejada y un cilindro metálico liso de aproximadamente medio metro de diámetro que remata la estructura, que se alza hasta los diez metros de altura.

El Ministerio del Interior encargó el año pasado por 8,3 millones a Tragsa la ejecución de obras de recimentación del vallado, sustitución de las concertinas y construcción de nuevos tramos «en las zonas de mayor vulnerabilidad» del perímetro fronterizo de Ceuta, con 8,2 kilómetros de longitud. Los trabajos comenzaron a principios de diciembre y tienen un plazo de realización de 10 meses.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK