Piden al Gobierno navarro que no autorice varios macroparques eólicos en Iruñerria

Cargos públicos, miembros de la plataforma Salvemos Eguesibar zain dezagun y vecinos en general se han concentrado ante el Departamento de Medio Ambiente para solicitar al Gobierno de Nafarroa que no autorice la instalación de varios macroparques eólicos en Iruñerria y zona norte del herrialde que ha solicitado la empresa SACYR y que supondrían ubicar 56 molinos de viento de 200 metros de altura cada uno.

Pello Guerra|2020/08/06
Eguesibar
Concentración ante el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Nafarroa encontra de los macroproyectos de parques eólicos previstos en Iruñerria y zona norte de Nafarroa.

En la concentración han participado personas de las zonas afectadas por la instalación de «dos macroparques eólicos» que han sido presentados de forma desgranada como un total de cinco «para facilitar su tramitación», según ha explicado Presen Zubillaga, de Salvemos Eguesibar zain dezagun. Esos parques afectarían a zonas como Eguesibar y los valles de Ezkabarte, Olaibar y de Lizoain, que se suman a los que tendrían incidencia en los valles de Allin, Deierri, Etxauri o Goñi, que también se han unido a la protesta.

La concentración se ha desarrollado mientras en el interior del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno navarro se presentaban las recomendaciones de las entidades de la zona y la citada plataforma en relación a los proyectos de parques eólicos y que buscan que se desestime su implantación.

Los congregados han reiterado en varias ocasiones que no se oponen a la energía verde, que incluso apuestan por ella, «pero no a costa de deteriorar el medio ambiente». En este sentido, Zubillaga ha destacado que en el mismo proyecto de parques eólicos se reconoce que estos van a tener un importante impacto ambiental, pero «asegura que este se compensa con la energía obtenida».

En este sentido, la portavoz de Salvemos Eguesibar zain dezagun ha puesto de relieve que en Nafarroa «existen ya demasiados parques eólicos, hasta el punto de que buena parte de la energía que producen se vende fuera de nuestra tierra, se exporta, por lo que estamos hablando de un negocio privado a costa de nuestros montes, que pueden terminar convertidos en un polígono industrial».

En el mismo sentido se ha expresado María José Larrea, presidenta del Concejo de Elía, quien ha destacado que el proyecto de parques eólicos presentado por la empresa SACYR tendrá «un tremendo impacto ambiental», ya que, en primer lugar, supondrá construir «prácticamente autopistas en nuestros montes para poder trasladar y ubicar los molinos de vientos previstos». En concreto, según ha señalado, se contempla la instalación en Iruñerria y zona norte de Nafarroa de un total de 56 molinos de viento, con una altura de 200 metros cada uno.

Y si se llegaran a instalar, «se generaría una distorsión a los seres humanos y todos los seres vivos, floral y fauna, del paisaje protegido de nuestra zona, ya que se instalarían unos molinos inmensos, con un tremendo impacto visual y acústico». Larrea ha denunciado que «no se han puesto en una balanza los pros y los contras de esta decisión, y tenemos claro que hay mucho más perjuicio que beneficio, y puede haber otras alternativas que no vayan encaminadas al lucro privado».

La concentración que han realizado ante el Departamento de Medio Ambiente sería el inicio de una serie de movilizaciones con las que quieren evitar que se lleve adelante este proyecto.