Lagundu NEE pide a Lakua medidas más efectivas para el regreso a las aulas

La asociación para la defensa de los derechos de los niños con necesidades educativas especiales, Lagundu NEE, ha denunciado que las medidas planteadas por Lakua para la vuelta a las aulas son «ingestionables e insuficientes», y ha pedido medidas «excepcionales» y más recursos para los centros.

NAIZ|2020/08/08
Captura_de_pantalla_2020-08-08_a_las_17.22.02
Aula vacia en un centro escolar de Bilbo. (Marisol RAMIREZ/FOKU).

La asociación Lagundu NEE, que defiende los derechos de los alumnos con necesidades especiales, ha denunciado quiere denunciar que las diversas medidas de planteadas por el Gobierno de Lakua sobre la vuelta a las aulas a partir del próximo 7 de setiembre 2020, «son mero papel mojado para trasladar en última instancia toda la responsabilidad a los centros educativos, a los cuales en ningún caso se les va a dotar de medidas extraordinarias de personal para evitar los contagios, es una verdadera salvajada se mire como se mire».

Desde la asociación acusan a Lakua de «no dotar convenientemente de recursos personales a los centros educativos» mientras afirman que la CAV se enfrenta a una segunda ola de coronavirus y responsabilidad a la sociedad por la «gravedad» de la pandemia.

«Pudiéndose establecer ratios de alumnos por clase más bajos para reducir notablemente los grupos dando más seguridad, se está exponiendo al personal docente y no docente de los centros, que van a tener que hacer encaje de bolillos para poder llevar a cabo su labor profesional con medidas preventivas propias de ciencia ficción», ha afirmado.

Medidas «inviables»

Además, han indicado que para los profesionales de educación que tratan con alumnos con necesidades especiales, la aplicación de las medidas de prevención diseñadas por Lakua es «totalmente inviable» puesto que «por la propia naturaleza del desempeño de sus labores profesionales, el contacto directo con los alumnos».

Por ello, creen que si en mayo y junio se estableció que no se podían impartir clases presenciales de manera segura a los alumnos, y se indicó la conveniencia de permanecer en sus domicilios para evitar una propagación masiva del virus, ahora que las cifras de contagios está muy por encima, «se deben tomar medidas excepcionales».

«¿Porqué vamos a permitir que las personas que se supone que más rápido transmiten el virus se concentren en un mismo espacio? ¿Quién se va a hacer cargo de ellos cuando en menos de una semana, como ya ha ocurrido en Alemania con el inicio del curso escolar, tendrán que cerrar los centros por el aumento de casos? ¿Quién va a cuidar de nuestros mayores, que son los que en su mayoría cuidan de los menores cuando sus padres están trabajando?» se preguntan desde la asociación.

Propuestas

Ante esto, Lagundu NEE propone libertad total para las familias para poder decidir si sus hijos acuden al centro de manera presencial, comprometen a si no les llevan al centro escolar, a seguir el curso de manera on line; reducir del ratio a no más de 10 alumnos por aula; mayor dotación económica y personal a los centros educativos para asumir las inversiones necesarias; dotar a los centros educativos de mayor cantidad de dispositivos electrónicos, y tarjetas de internet para salvar las desigualdades entre los alumnos; y ofrecer a las familias de alumnado con necesidades especiales un plan de actuación adecuado, «que se pueda llevar a cabo, para que este colectivo no se vea abandonado nuevamente».

«Sería una barbarie de consecuencias catastróficas a nivel sanitario si finalmente los alumnos vuelven a las aulas con las medidas planteadas por Lakua actualmente, que son ingestionables, sin reducir ratios al menos a la mitad», ha concluido.