El Parlament de Catalunya amputa puntos controvertidos de las resoluciones sobre la monarquía

El Parlament ha publicado este lunes en su boletín oficial las resoluciones aprobadas el pasado viernes en el pleno sobre la monarquía, suprimiendo los puntos controvertidos que los letrados habían advertido que no se publicarían porque contravenían las advertencias del Tribunal Constitucional español. Torra ha pedido a Torrent cesar al letrado que eliminó aquellos puntos.

NAIZ|2020/08/10
Parlaemten
Debate general sobre la monarquía española en el Parlament de Catalunya. (@parlamentcat)

Los servicios jurídicos del Parlament de Catalunya ya se negaron tras el pleno sobre la crisis de la monarquía española a publicar las resoluciones aprobadas por la mayoría de diputados, escudándose en las advertencias del Tribunal Constitucional (TC) español.

Esta lunes, el Boletín Oficial del Parlament de Catalunya (BOPC) ha publicado las propuestas que los partidos habían hecho llegar al pleno y, unas horas más tarde, se ha publicado parte de las resoluciones que aprobó el hemiciclo, pero el secretario general del parlamento ha suprimido tres: las que habían sido advertidas por el TC.

El secretario Xavier Muro ha adjuntado una nota al final del documento en el que afirma que tiene el deber de «impedir o paralizar cualquier actuación jurídica o material que pueda suponer el incumplimiento de las sentencias del Constitucional».

Queda fuera, por ejemplo, la reprobación a Felipe de Borbón o el fragmento en que se denuncia la «monarquía delincuente», si bien el texto mantiene que el Parlament declara que «Catalunya es republicana y, por lo tanto, no reconoce ni quiere tener rey».

En concreto, de la resolución conjunta de JxCat, ERC y la CUP ha sido retirado el punto 5, en el que se aludía a la «voluntad expresada por el pueblo de Catalunya» y por la Cámara catalana los días 1, 10 y 27 de octubre de 2017 –cuando se celebró el referéndum y posteriormente se aprobó la declaración de independencia– y se subrayaba que «el único camino para superar este régimen monárquico» es constituir la «república catalana».

De esa resolución conjunta soberanista también se ha eliminado la referencia a la «continuidad de una monarquía delincuente».

Se ha suprimido asimismo un fragmento de la resolución presentada por ERC en el que se acusaba al rey de haber «participado concertadamente con el resto de poderes del Estado en la represión y laminación de derechos del pueblo catalán».

De las propuestas de resolución de la CUP que aprobó el pleno, queda eliminado el punto en el que el Parlament «reprueba al rey Felipe VI y a toda la dinastía borbónica por décadas de impunidad y enriquecimiento ilegítimo utilizando las instituciones públicas y las figuras institucionales del jefe de Estado y jefe de las Fuerzas Armadas para el provecho personal y el beneficio privado».

También ha quedado fuera del boletín oficial el punto que señalaba que «la monarquía borbónica ha sido y es un pilar capital para la persecución de los derechos del pueblo catalán y contra la construcción de la república catalana como quedó demostrado con el aval de Felipe de Borbón a la represión policial contra» el 1-O.

La polémica sobre la publicación de las resoluciones ya motivó un choque entre independentistas la misma noche del viernes, cuando el pleno iba a proceder a las votaciones.

Los letrados de la cámara avisaron, a puerta cerrada, que aquellos puntos que chocaran con advertencias del TC no serían publicados en el boletín oficial, lo que generó las quejas del presidente del grupo de JxCat, Albert Batet, que instó a la Mesa y al presidente del Parlament, Roger Torrent, a «abrir los expedientes oportunos» a los funcionarios que se negasen a publicar las resoluciones.

Posteriormente, el vicepresidente del Govern y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, quitó hierro a que no se publiquen puntos concretos, porque eso «no borra» la votación del pleno.

Sin embargo, el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, de JxCat, planteó una idea que dejaba en una posición comprometida a Torrent, de ERC, y que implicaba reproducir una de las situaciones que se dio en setiembre-octubre de 2017: que los miembros independentistas de la Mesa asumieran la responsabilidad de publicar esas resoluciones, una propuesta que avaló el president Quim Torra.

Torra insta a Torrent a cesar un letrado

El propio president de la Generalitat ha ha instado este lunes al presidente del Parlament a «cesar» al letrado de la cámara catalana que se negó a publicar los puntos controvertidos citados anteriormente.

Desde Twitter, Torra se ha quejado de que la Mesa del Parlament no imponga su criterio frente a las advertencias judiciales: «Ya pasó con mi condición de diputado y ahora otra vez. Basta».

Según Torra, el secretario general del Parlament «tiene el deber de obedecer al pleno, que es soberano. Y si no lo hace, el presidente del Parlament tiene el deber de cesarlo y asumir él y la Mesa la responsabilidad de publicar la resolución».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK