Las demandas contra despidos, ERTE y multas se agolpan en los tribunales vascos

Los despidos y ERTE en el marco de la pandemia amenazaban con colapsar los juzgados de lo Social vascos que los tratan, según ha subrayado este martes el juez decano de Bilbo, Aner Uriarte.

NAIZ|2020/08/11
Uriarte
Aner Uriarte, juez decano de Bilbo, en un acto en 2018. (Marisol RAMIREZ | FOKU)

El juez decano de Bilbao, Aner Uriarte, ha advertido de la «avalancha» de reclamaciones de trabajadores contra despidos y ERTEs que se está produciendo en la jurisdicción de lo Social durante esta crisis provocada por el coronavirus.

Uriarte ha explicado a Europa Press que se están impugnando en los tribunales numerosos despidos y ERTEs decretados por las empresas. En este sentido, ha precisado que han entrado en los Juzgados de lo Social «muchísimas» demandas, pero «salen a cuentagotas» porque estos órganos judiciales no pueden realizar más de 20 juicios a la semana.

Asimismo, ha apuntado que se prevé que en septiembre haya «un gran repunte» de concursos de acreedores, que tendrá su punto álgido a medida que se acerque el final del año. A ello se suma la previsible «avalancha» de recursos por las multas impuestas por quebrantar el confinamiento durante el estado de alarma por la pandemia, que tienen que agotar su recorrido en vía contencioso-administrativa.

Por ello, todo hace temer un «colapso» en los próximos meses en los juzgados que resuelven estas materias.

Mes inhábil aunque habilitado en parte

Durante este agosto, los órganos jurisdiccionales vascos funcionan como si fuera un mes inhábil, ya que tan solo se realizan juicios urgentes, siguiendo la recomendación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de concentrar las vacaciones este mes.

Por ello, aunque el Ministerio de Justicia decidió declarar hábiles desde el día 11 hasta el 31 de agosto para «agilizar» los procesos pendientes, los juzgados vascos solo funcionan al mínimo. Los más perjudicados por la decisión del Ministerio son abogados y procuradores, que ya han expresado su malestar por esta medida.

El juez decano de Bilbo ha apuntado que los magistrados consideraron que había que concentrar las vacaciones en agosto «como siempre, para retomar el ritmo en septiembre». Durante el próximo mes, los órganos judiciales proseguirán con medidas de restricción de aforo por la pandemia del coronavirus, limpieza de salas entre juicios o medidas prevención, como el uso de mascarrilla.

Aner Uriarte espera que los juicios se puedan seguir celebrando tras el verano, pese al repunte de contagios por la covid-19 que se está produciendo en Euskal Herria.