Tres vascos mueren y un cuarto desaparecido en un accidente de barranquismo en el este de Suiza

Las agencias Reuters y Efe han informado un accidente ocurrido en las gargantas de Parlitobel, en el cantón suizo de Saint Gallen, que se ha saldado con la muerte de tres personas (de Allo, Uharte Arakil y Gueñes), mientras que una cuarta (también de Allo) permanece desaparecida.

NAIZ|2020/08/13
Suiza2
Barranco en que se produjo el accidente, según la imagen facilitada por la Policía.

Los cuatro barranquistas tenían entre 29 y 48 años y se vieron sorprendidos ayer miércoles por una inesperada y fuerte tormenta que les arrastró, según informa la Policía cantonal, que recuperó tres cadáveres entrada la noche del miércoles.

La Embajada española en Suiza ha indicado que dos de los malogrados excursionistas son naturales de Allo, en Lizarraldea, un tercero de Uharte Arakil y el otro de Gueñes.

Sakon Espeleo Taldea los ha identificado. En la expedición participaba el miembro de este colectivo Mikel Zabalza Hernández, uhartearra, que precisamente este sábado cumplía 30 años, según explica. Detalla que los otros tres son Tontxu González, residente en Gueñes; y los vecinos de Allo Mikel Lasa y Diego Maeztu.

Este último es el que está todavía desaparecido, aunque en un primer momento se había difundido que el cuerpo sin recuperar era el del vizcaino.

En Allo la consternación era evidente esta mañana, con las banderas colgadas a media asta. En una breve sesión consistorial por la tarde se han determinado siete días de luto en la localidad.

Dos mujeres ilesas, una de ellas esposa de un fallecido

Los servicios de socorro trabajan en la zona del siniestro, acordonada por la Policía, desde la tarde del miércoles, aunque las operaciones de salvamento fueron interrumpidas durante la noche. No se puede acceder a la zona.

La agencia suiza ATS señala que los turistas hacían barranquismo sin guía y viajaban por su cuenta en la zona, muy frecuentada por los amantes de ese deporte. 

La Policía cantonal ha ofrecido algunos detalles en una rueda de prensa a primera hora de esta tarde. Ha confirmado que la tormenta fue muy brusca.

El portavoz de la policía cantonal de Saint Gallen, Hanspeter Krüsi, ha dicho que eran experimentados en este deporte. Según Sakon Espeleo Taldea, «han exprimido todos los fines de semana para realizar todos los barrancos de la geografía más cercana» y «cada vez que tenían vacaciones se escapaban con sus furgonetas a buscar barrancos más lejos. Otros muchos quedan pendientes de realizar. La crecida pudo con ellos pero sus sueños y sus recuerdos perviven».

Los cuatro habían viajado a Vattis junto a dos mujeres, una de ellas esposa de una de uno de los fallecidos.

Las dos mujeres se habían separado de los barranquistas hacia las 16:00 de ayer miércoles y se habían dado cita con ellos en una sección río abajo tras el cañón, bajando ellas a pie por un camino local.

Hacia las 18:30 cayó una fuerte tormenta con precipitaciones de entre 25 y 30 litros por metro cuadrado en la zona, con un nivel dos sobre tres de riesgo, y las mujeres llamaron a la policía alrededor de media hora después al ver que los cuatro hombres no se presentaban en el lugar convenido.

Los servicios de socorro, formados por un amplio contingente que incluye submarinistas, perros y cuatro helicópteros (dos del servicio nacional de salvamento, uno de la policía y otro del ejército), trabajan en la zona del siniestro, cuyo acceso ha sido cortado por la policía desde la tarde del miércoles.

Zona muy frecuentada y con antecedente trágico

La agencia suiza ATS señaló que los turistas hacían barranquismo sin guía y viajaban por su cuenta en la zona, muy frecuentada por los amantes de ese deporte.

El cañón de Parlitobel no es especialmente difícil, es accesible para barranquistas de todos los niveles y aparece en numerosas guías turísticas, según expertos en barranquismo citados por la prensa del país centroeuropeo.

Las zonas alpinas de Suiza son frecuente destino para los amantes del barranquismo, deporte de riesgo, y son también habituales los accidentes relacionados con este deporte en el país centroeuropeo.

El peor de las últimas décadas se produjo en 1999, cuando 21 deportistas de Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Gran Bretaña y Suiza murieron en una riada cuando hacían barranquismo en el cañón de Saxetbach, en la turística zona de Interlaken (centro del país). 

El descenso de barrancos ha experimentado un fuerte incremento en Euskal Herria y su entorno en los últimos años, como destacaba este reportaje de Andoni Arabaolaza en GARA.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK