Así está cayendo la recaudación: 20% en Araba, 19% en Bizkaia y Gipuzkoa, 15% en Nafarroa

La caída de ingresos recaudatorios por la pandemia sigue engordando mes a mes. Los últimos datos facilitados este viernes la fijan en un 20% en Araba y casi lo mismo en Bizkaia y Gipuzkoa. En Nafarroa el desplome es menor, según datos de hace dos semanas.

NAIZ|2020/08/14
Hacienda
Sede de la Hacienda foral alavesa. (Jaizki FONTANEDA/FOKU)

La recaudación fiscal de las tres haciendas de la CAV cayó conjuntamente un 19,9% hasta julio, ya que ingresaron 6.833 millones de euros, lo que supone 1.696 millones menos que en el mismo periodo del año anterior por el aplazamiento del pago de impuestos y por la disminución de la actividad debido a la pandemia. En Nafarroa los últimos datos no son tan malos; a finales de julio se cifraba la merma algo por encima del 15%.

Este descenso de los ingresos públicos es mayor que el registrado durante el primer semestre, ya que las haciendas de la CAV hasta junio habían recaudado 5.110 millones de euros, un 13% menos que en el mismo periodo de 2019.

Araba es el territorio que ha tenido la peor evolución, con una caída del 20,35%, al quedar su recaudación acumulada los siete primeros meses del año en 917,6 millones de euros, es decir, 234,4 millones menos que un año antes, un 20,3% de descenso.

La Hacienda alavesa ha recaudado hasta julio a través del IVA 255,7 millones de euros, un 28,8% menos que en 2019, lo que se justifica por el descenso de la actividad económica y el consumo.

Por el impuesto de Hidrocarburos, las arcas alavesas han recibido 103 millones de euros, un 19,8 % menos. En este caso la Diputación observa que se ha atenuado la bajada registrada en junio (-30,6 %) por una «leve mejoría de la actividad».

En cuento a los impuestos indirectos, a través del IRPF la recaudación ha sumado 348,5 millones un 15,1% menor que hace un año. En este caso el retraso del inicio de la campaña presencial de la renta, así como el aplazamiento a noviembre del pago de las declaraciones positivas han distorsionado el comportamiento habitual.

Así el balance de la campaña de la renta en julio presenta un saldo negativo para la Hacienda alavesa de 97,7 millones de euros cuando el pasado año el importe negativo fue la mitad, de casi 45 millones de euros.

Respecto a la evolución de las retenciones de trabajo, que marcan la tendencia del empleo y los salarios, la recaudación ha bajado un 0,83%, un dato más positivo que el reflejado en junio (cuando la caída fue del 1,4%), aunque la Diputación confirma la tendencia de descenso de la recaudación por este concepto.

Por el Impuesto de Sociedades Araba ha recaudado hasta julio 32,9 millones, un 6,26% menos, debido al aplazamiento de la presentación y pago de este tributo hasta finales de septiembre para las micro y pequeñas empresas.

Gipuzkoa y Bizkaia

En Gipuzkoa la caída de la recaudación ha sido del 19,9% al situarse en 1.831 millones de euros, es decir 436 millones de euros menos que en 2019.

La Hacienda guipuzcoana ha recaudado hasta julio en el Impuesto de la Renta 17,1 millones más (+2 %) por rendimientos del trabajo, aunque el balance del IRPF en su totalidad es negativo, ya que se han conseguido 693,4 millones, 141,7 menos que en el ejercicio precedente (-17 %).

La recaudación líquida del Impuesto de Sociedades se situó en 68,7 millones, lo que también supone un descenso del 7,8% respecto a los siete primeros meses de 2019.

Por otra parte, en lo que respecta al IVA que gestiona la Diputación foral, la recaudación bajó un 16,6% hasta los 539,7 millones, es decir, 107,8 millones menos que en 2019.

En los impuestos especiales, la recaudación del impuesto sobre Hidrocarburos ha bajado en 40 millones (-16,8%).

En Bizkaia el descenso de la recaudación ha sido de un 19,7%, ya que la tributación se ha quedado en 4.085 millones de euros, 1.005,2 millones menos que en el mismo periodo del año anterior.

El IRPF en su conjunto desciende un 13,2%, aunque la Diputación vizcaína ha destacado el comportamiento positivo de las retenciones de trabajo, que se incrementan en un 0,9%, hasta los 1.803,4 millones de euros.

En cuanto a Sociedades, en los siete primeros meses del año ha aportado 482 millones de euros a las arcas forales, 183,6 millones menos que hace un año, aunque la campaña se ha ampliado hasta el 25 de noviembre para microempresas y pequeñas empresas.

Como principales conceptos de la imposición indirecta, el IVA de gestión propia decrece un 18,1 % respecto al año pasado, con 1.400,6 millones de euros, mientras que entre los especiales el de Hidrocarburos decrece un 15,3% hasta los 407,5 millones.