50 gendarmes de Tarbes contagiados al celebrar 'fiestas de Baiona' en Tahití

El Alto Comisionado de la Polinesia ha confirmado que el origen de la fuente de contaminación de los 50 gendarmes móviles de la escuadra de Tarbes fue una velada especial, emulando las fiestas de Baiona, en un bar de Tahití, como suena. Según las autoridades polinesas, el contagio se produjo en dos fases; el primero el 31 de julio y el segundo, en otra fiesta tres días después.

NAIZ|2020/08/14
Loading player...

France Bleu ha informado de que los 50 gendarmes de Tarbes contagiados por covid-19 enfermaron sobre todo durante una velada especial que fue celebrada en Tahití como si estuviesen en las fiestas de Baiona, emulando la festividad de cualquier otro año anterior a la pandemia, pañuelo rojo incluido.

Estos 50 gendarmes fueron dando positivo una semana después de su regreso al Estado francés. Unos días antes algunos comenzaron a sentir síntomas del coronavirus. Desde entonces han estado en régimen de aislamiento con sus familiares.

El Alto Comisionado de la Polinesia ha confirmado ahora que el origen de este contagio grupal se debe a una celebración en un bar-restaurante vasco ubicado en la ciudad tahitiana de Papeete. Un medio polinesio (Polynesia La Premiere) ha difundido un vídeo de la velada.

Según revelan las autoridades polinesas, el contagio se produjo en dos fases. La primera –que sería el núcleo del brote– se debe a que varios gendarmes –no especifican cuántos– acudieron el 31 de julio a un bar de Papeete (Au Piment Rouge) en la que anunciaban en Facebook que iba a ser el «único lugar en el mundo en el que se iban a celebrar las fiestas de Baiona» en este 2020.

Algunos vídeos de la celebración han sido borrados pero otras circulan en las redes sociales, como el mencionado anteriormente en la que se puede apreciar a decenas de personas, de blanco y rojo, bailando y de fiesta en la pequeña sala del restaurante, sin respetar distancia alguna.

Otra fiesta en el campamento

Tres días después se organizó otra fiesta de gendarmes en el campamento de Faa'a, donde se encuentran reunidos los soldados que esperan su regreso al Estado francés, y fue entonces cuando apareció el rastro del virus.

Ahora, las autoridades están tratando de restringir las cadenas de contagio, tanto en el entorno de Tarbes como en Tahití.

En su página de Facebook, el gerente del restaurante vasco (Au Piment Rouge) se ha disculpado. France Bleu indica que desde entonces el establecimiento ha estado cerrado por reformas.