París, ejemplo de la aplicación selectiva de la mascarilla en el Estado francés

La expansión del virus por París ha hecho que se amplíen las zonas en que la mascarilla es preceptiva, alcanzando ya a los cuatro distritos del centro, mientras en otras zonas no se considera imprescindible al aire libre... al menos por el momento.

NAIZ|2020/08/14
Eiffel
Ante la Torre Eiffel, obligatoria. (Philippe LOPEZ | AFP)

Las autoridades francesas han decidido ampliar las áreas de París donde a partir de este sábado es obligatorio llevar mascarilla ante el «inquietante» incremento de la epidemia del coronavirus en la ciudad.

La Prefectura de Policía presentó este viernes en un comunicado el listado detallado de cada una de esas áreas, y advirtió de que «si la situación epidemiológica empeora de nuevo, llevar mascarilla podría ser obligatorio en el conjunto de la capital».

Además, la Prefectura indicó que se prohibirán las reuniones y manifestaciones con más de diez personas cuando los organizadores no sean capaces de que se cumplan las reglas de seguridad sanitaria y en particular un metro de distancia entre las personas, lo que supone una amenaza para bares y restaurantes poco escrupulosos.

De hecho, los controles van a incrementarse y «en caso de que no se observen las reglas sanitarias, esos establecimientos podrán ser objeto de cierre administrativo».

La lista de las zonas donde hay que llevar cubierta la boca y la nariz a partir de ahora incluye todas las calles, parques y jardines de los cuatro distritos del centro de la ciudad, donde están algunas de las principales zonas turísticas, con el Louvre, las Tullerías, la catedral Notre Dame o el Marais.

También al noroeste el barrio de los Campos Elíseos, empezando por la avenida que le da su nombre; los de Batignoles, Montmartre, y el parque de la Villette en el norte; los del canal de Saint Martin, de la Bastilla o de Bercy en el este; los del Campo de Marte, de la torre Eiffel, de Chaillot, de La Muette o de École Militaire en el oeste

Un decreto publicado este viernes por el Gobierno considera tanto París como el departamento de Bocas del Ródano, donde se encuentra Marsella, la segunda ciudad del país, zonas con circulación activa del virus, lo que da competencias a los prefectos para imponer nuevas medidas restrictivas.

El de París justificó las que se activan desde el sábado explicando que cada día hay unos 600 positivos en la región y 260 en la ciudad. De hecho, allí la tasa de positivos (respecto a los test realizados) es del 4,14%, frente al 2,4% de media en Francia.

La evolución epidémica es evidente cuando se observa que en París hay más de 51 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes actualmente, frente a 8 cuando empezó el mes de agosto.