La emergencia en la CAV reducirá aforos y horarios y abre la puerta a confinamientos no generalizados

Araba, Bizkaia y Gipuzkoa entrarán el lunes en estado de emergencia, según ha confirmado este mediodía el Gobierno de Lakua, con la intención de evitar el colapso hospitalario. Y el martes se conocerán las primeras medidas, que pasarán por reducir concentraciones de gente (a través de aforos y horarios) y puede incluir confinamientos de localidades o barrios.

Ramón Sola|2020/08/15
Emergencia
Ertzainas, vigilando una terraza en la Parte Vieja de Donostia. (Juan Carlos RUIZ | FOKU)

La consejera de Salud, Nekane Murga, y la de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, se han encargado de confirmar que este lunes se recuperará el estado de emergencia en la CAV, con lo que «vamos a un marco diferente. Hay que dar un paso atrás».

En esta nueva fase se activarán medidas más restrictivas para todo el conjunto de la CAV, pero también para espacios más pequeños, «que pueden ser localidades, barrios, otras áreas...».

Esta forma de hacer no será para un periodo corto, sino que se mantendrá en el tiempo. «Serán medidas muy dinámicas y adecuadas a la situación», ha anticipado Tapia.

El martes, en la primera reunión, llegarán las primeras concreciones. Irán en la línea de recortar los aforos, restringir horarios en hostelería y adaptar los transportes a esas modificaciones, «sin olvidar el uso de las mascarillas». En realidad ya se ha hecho hasta ahora en Ordizia, Tolosa, Zarautz, Ermua, Eibar... pero ahora se articulará con este procedimento y el lehendakari de la CAV como mando único.

«La evolución de la situación nos exige hacer algo, medidas más restrictivas, una respuesta más contundente. Pero también hay que mencionar que no estamos como en marzo», ha resumido Tapia. También ha querido subrayar que este estado de emergencia «no es un estado de alarma».

Alejarse de la opción de colapso

Ha adelantado tres finalidades concretas, con el objetivo fundamental de evitar el colapso hospitalario: «Hay que alejarnos de cualquier posibilidad de que se produzca». En paralelo, se pretende evitar un confinamiento, algo que Tapia ha dicho que «descartamos. Hay que dejarlo claro». Y como tercer criterio de base, ha indicado que «tenemos que aprender a vivir con el virus», lo que supone modificaciones en los usos sociales para «vivir con prudencia».

La recuperación de la emergencia levantada en mayo ante la mejora de la situación y para convocar las elecciones se adelantó ya el viernes. Los datos de esa jornada conocidos este sábado confirman la tendencia al alza (575 positivos en la CAV además de un centenar en Nafarroa), si bien Murga ha matizado que el ascenso «es más lento y con menos casos graves que en marzo».

En el aspecto procedimental, se recupera el comité denominado LABI, que presidirá Iñigo Urkullu y tendrá «presencia interinstitucional». En ese marco jurídico se irán implantando «medidas restrictivas evaluando la situación día a día» y se levantarán también en la medida en que las situaciones mejoren.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK