La Guardia Civil se hace notar durante dos noches en las no-fiestas de Altsasu

La Guardia Civil ha denunciado este domingo altercados con jóvenes en Altsasu la pasada noche, señalando que un coche-patrulla ha sufrido desperfectos y que trata de identificar a los autores. Intervenciones policiales se han sucedido viernes y sábado en las fechas habituales de las fiestas.

NAIZ|2020/09/13
Altsasu
Patrullas de Guardia Civil y Policía Foral, en la intervención del viernes noche, fuera del casco urbano. (Policía Foral)

La Guardia Civil sigue teniendo a Altsasu en el centro de su radar. Este domingo ha dado difusión pública a incidentes producidos con jóvenes en la madrugada pasada y en los que afirma también que sus agentes han sido hostigados además de la Policía Municipal y la Policía Foral, que sin embargo no han dado trascendencia a lo ocurrido.

Se trata de la segunda noche consecutiva en que se han registrado algunos altercados al cierre de los bares de la localidad a la 1.00 de la madrugada. El viernes ocurrió en una zona fuera del pueblo al que se habrían desplazado grupos de jóvenes para seguir disfrutando la noche y este sábado ha sido en el centro de la localidad. Todo ello en el marco de las no-fiestas de la capital de Sakana.

Siempre según la Guardia Civil, cuando sus vehículos han llegado a la zona de la Plaza de los Fueros han sido recibidos con lanzamiento de objetos por unas 300 personas. Asegura que uno de sus vehículos ha sufrido daños, que se han quemado tres contenedores entre las calles Aralar y Urbasa, y avanza que han iniciado gestiones para identificar a los autores. Ocurre casi cuatro años después del incidente en el bar Koxka que mantiene encarcelados a varios jóvenes altsasuarras y en un ambiente de tensión latente entre vecinos y Guardia Civil.

La Guardia Civil afirma que su presencia ha sido requerida por la Policía Municipal de Altsasu. El Ayuntamiento no ha informado de altercados, ni tampoco la Policía Foral, que sí dio difusión a la intervención de la noche del viernes al sábado, en la que señala que se impidió un «botellón».

También aquí se registró la aparición de patrullas de la Guardia Civil.