Hallado el manuscrito de una novela inconclusa de Benedetti

El hallazgo del manuscrito de una novela inconclusa de Mario Benedetti, titulada ‘Tampoco soy de aquí’, ha sido dado a conocer este lunes por la fundación que lleva el nombre del autor uruguayo en la jornada en que se conmemora el centenario de su nacimiento.

NAIZ|2020/09/14
Captura_de_pantalla_2020-09-14_a_las_21.48.25
Un mural recuerda a Benedetti en la plaza Zelmar Michellini de Montevideo, mencionada en una de sus novelas. (Eitan ABRAMOVICH/AFP)

La presidenta de la Fundación, Hortensia Campanella, ha revelado este descubrimiento, encontrado entre las cartas y manuscritos del escritor nacido en Paso de los Toros (Uruguay) el 14 de setiembre de 1920, durante una rueda de prensa ofrecida en Montevideo. «Tenemos que examinar estas páginas, pero con sus 80 folios y esa carátula de puño y letra no caben dudas acerca de la intención del autor», ha comentado la periodista, escritora y gestora cultural sobre este volumen inconcluso titulado ’Tampoco soy de aquí’.

Según sus palabras, se situaría «al final de la línea novelística de Mario Benedetti», después de ‘Andamios’, obra publicada en 1996, y una parte de su acción transcurriría en el Estado español si bien sus personajes son uruguayos y latinoamericanos, como en toda su producción.

Campanella también ha anunciado que el poeta chileno Raúl Zurita recibirá el Premio Internacional Mario Benedetti a la lucha por los Derechos Humanos y la Solidaridad en su edición de 2020. «Además de ser un hombre comprometido políticamente, es reconocido como uno de los grandes poetas latinoamericanos», ha afirmado la presidenta de la Fundación Benedetti .

Un centenario popular

La escritora ha recordado que la actitud humana de Benedetti «siempre estuvo asentada en lo popular», por lo que no pueden separarse «la obra literaria de la trayectoria vital» en una jornada en la que se funden los homenajes del mundo de la cultura con los más populares, en barrios de Montevideo y del resto del país.

La rueda de prensa ha tenido lugar en el Teatro El Galpón, que cuenta con 71 años de historia y con cuyos fundadores e integrantes el escritor tuvo mucho vínculo durante décadas tanto en Uruguay como en el exilio.

Uruguay celebra este 14 de setiembre el centenario del nacimiento de Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farrugia, quien luego firmaría como Mario Benedetti 117 libros –entre obras únicas y antologías recopiladas por él mismo– y se convertiría en uno de los autores uruguayos más internacionales.

El autor sencillo y discreto

Coherencia y sencillez son dos palabras que, de inmediato, emergen al iniciar cualquier charla sobre este autor. Nada define mejor al escritor uruguayo que el término de «mito discretísimo» con que Hortensia Campanella bautizó su biografía: trabajador incansable y meticuloso; hombre sencillo, obsesionado con la puntualidad y comprometido con los derechos humanos; muy leal con sus amigos y muy amante de su único amor, Luz López Alegre, la mujer con quien compartió 60 años de vida.

Aunque ella partió tres años antes (2006), hoy ambos reposan juntos –como era su deseo– en el nicho 148 del Cementerio Central de Montevideo tras una humilde lápida con algunos versos de su ‘Defensa de la alegría’: «Defender la alegría como una trinchera / defenderla del escándalo y la rutina / de la miseria y los miserables / de las ausencias transitorias / y las definitivas».

La presencia de Luz se hizo «imprescindible» para Mario, según explica su biografía, cuando eran adolescentes, y así continuó hasta que ella falleció, con 84 años. Buena parte de sus libros van dedicados a ella, pero especialmente ‘Canciones del que no canta’, el primer poemario tras su muerte: «a Luz, que ya no está / pero estará siempre, / en memoria de nuestros / 60 años de buen amor».

Sobre esa relación, Campanella relata a una anécdota vivida en Madrid. El matrimonio Benedetti estaba a punto de instalarse definitivamente en Montevideo porque a Luz le habían diagnosticado alzhéimer y quedaron un día los tres para almorzar. «Se sentó Mario, luego yo y enfrente se sentó Luz y, de pronto, Mario la mira y le dice, después de casi 60 años de matrimonio: ‘fuiste a la peluquería, estás muy linda’. Me pareció de una ternura y una actitud de amor duradero realmente impresionante», detalla la presidenta de la Fundación Benedetti.

En una de sus obras más conocidas, ‘El libro de los abrazos’, el escritor uruguayo Eduardo Galeano dedica su texto ‘Celebración de la amistad/1’ a lo que Benedetti consideraba amistad en dictadura: «Y me cuenta que cuando vivía en Buenos Aires, en los tiempos del terror, él llevaba cinco llaves ajenas en su llavero: cinco llaves, de cinco casas, de cinco amigos: las llaves que lo salvaron».

El exilio motivado por la dictadura cívico-militar en Uruguay (1973-1985) le llevó a diferentes países y, al tiempo, le acercó a muchos amigos que afrontaban idéntica situación, como el cantautor Daniel Viglietti. «Eran amigos de hierro, absolutamente leales en el proceder. Cariñosos, afectuosos, eran muy sensibles a todo lo que ocurría. Les molestaban enormemente las cosas malas, como los excesos políticos, cuando se pasaban a las torturas. Ahí estábamos todos juntos, fue una época muy dura», relata Ricardo Elena, médico personal del escritor.

Rememora también que vieron «angustiado dos o tres veces» a Mario, como cuando mataron a Ernesto Che Guevara, cuando apresaron al exguerrillero tupamaro uruguayo Raúl Sendic, al que «tuvo dos meses en su casa cuando estaba clandestino» y «cuando mataron a (el político uruguayo Zelmar) Michelini en Buenos Aires en el exilio».