Juan Cruz: «Osasuna, su afición y el míster encajan conmigo»

El estilo futbolístico de Jagoba Arrasate, la idiosincrasia de Osasuna como club y la pasión de su hinchada fueron algunas de las razones por las que Juan Cruz se inclinó por la oferta rojilla, ha confesado el jugador madrileño en su presentación oficial.

Natxo MATXIN|2020/09/14
Juancruz
Juan Cruz, de espaldas, se abraza a sus compañeros tras el 0-2 anotado por Rubén García en el Carranza. (LA OTRA FOTO)

«Osasuna es un club que encaja muchísimo conmigo, lo mismo que el míster. Y su afición es la que todo el mundo quiere, la he sufrido como rival y estoy deseando tenerla detrás para apoyarnos», ha manifestado Juan Cruz en su puesta de largo oficial como jugador rojillo, después de que defendiera ya el pasado sábado la elástica osasunista frente al Cádiz.

Con apenas cuatro entrenamientos en Tajonar, el lateral madrileño ya ejerció como titular en el Carranza, una situación que puede considerarse extraña, pero que no pareció afectarle sobre el campo. «Mi adaptación está siendo muy rápida, en lo futbolístico y en lo grupal, mis compañeros me han ayudado mucho y también lo hicieron durante el partido», ha subrayado.

Fue su debut, además, en Primera, una categoría en la que le ha quedado huella de «lo concentrados que estaban mis compañeros en todo momento» y a la que espera ir aclimatándose, «a medida que vaya cogiendo ritmo». «Lo que no va a faltar es que lo dé todo en el campo y que, en ataque, ayude a los demás a meter goles», ha añadido.

«El triunfo frente al Cádiz nos ha venido muy bien porque ha sido una semana muy complicada por las lesiones, aunque creo que el grupo tiene las ideas muy claras y es muy duro», ha destacado el defensa madrileño. «Iniciar con buen pie te da un punto de moral y fuerza –ha agregado–, aunque esto no ha hecho más que empezar y ahora nos espera un encuentro muy difícil en Getafe, donde saldrán a apretarnos, pero ya estamos trabajando en ello».

Juan Cruz ha apuntado que «no me lo tuve que pensar mucho», a raíz de recibir la oferta de Osasuna, porque «el gran Nino me dijo que ni me lo pensara, que era el sitio al que tenía que venir», ha desvelado.

El director deportivo rojillo, Braulio Vázquez, le ha definido como «el mejor lateral izquierdo de Segunda», del que se espera que «siga creciendo en cuanto a rendimiento», y al que «teníamos señalado en rojo, pues le habíamos visto muchísimo y estamos convencidos de que encaja en el proyecto, por juego y por persona».

Analizar una composición de lugar del «quesito»

El máximo responsable técnico del club rojillo también ha analizado la situación que se afronta de aquí al cierre del mercado, con varias posiciones por cubrir, la necesidad de reforzar el filial y, sobre todo, la acostumbrada limitación económica a la hora de realizar fichajes.

«Ahora mismo tenemos que sentarnos y hacer una composición de lugar de lo que nos queda del quesito (presupuesto) para saber si podemos acometer alguna otra operación y con qué contamos para reforzar el filial», que se quedaría un tanto cojo en cuanto a efectivos si las actuales circunstancias obligan a tirar de los mejores canteranos para completar las amplias convocatorias o se producen casos positivos por coronavirus.

En este sentido, ha comentado que todavía queda «alguna posibilidad» de traer al colchonero Manu Sánchez o de que incluso sería necesario incorporar a «algún futbolista ofensivo rápido, que pueda jugar en punta y en banda».

Respecto al préstamo conseguido de Jonathan Calleri, Braulio ha revelado que era la primera o segunda opción del año pasado para reforzar la delantera, «pero en aquel momento estaba fuera de nuestro alcance». Han cambiado las cosas, pues ahora Osasuna «es un destino más atractivo, pues el club está creciendo deportivamente y también está la reforma del estadio, tal y como me lo dicen algunos agentes».

Ha insistido en que se están haciendo «virguerías» para confeccionar el equipo, que en mucha ocasiones hay que tirar de «ingenio» para ello, pero que se está trabajando para que Jagoba Arrasate «disponga de una plantilla competitiva y lo más amplia posible, dadas las actuales circunstancias y los contratiempos que hemos sufrido».

En cuanto a posibles salidas, ha admitido que «prefiero no pensar en que ello ocurra» y ha señalado que era el momento «adecuado» para la venta de Juan Villar, cuyo rendimiento fue «fantástico» en la campaña del ascenso, pero que en Primera «no iba a tener tanta relevancia en cuanto a minutaje, además de que le ofrecían un contrato para tres años y económicamente muy importante».