Kämna encuentra la recompensa al trabajo de Bora durante la carrera

El alemán Lennard Kämna ha ganado la decimosexta etapa del Tour con final en el puerto de Tercera de Villard-de-Lans, al ser el más fuerte de la escapada que ha tenido el permiso del pelotón para disputar la victoria. Los favoritos han entrado todos juntos. Roglic sigue de amarillo con 40 segundos a Pogacar y Landa se mantiene séptimo. [Clasificaciones]

Joseba ITURRIA|2020/09/15
Kamna
Lennard Kämna ha dado la victoria que merecía su equipo. (Christophe ENA/AFP)

El Bora ha encontrado el premio a todo lo que ha trabajado durante el Tour sin encontrar la recompensa de la victoria que ha conseguido en la segunda etapa alpina con Lennard Kämna.

El equipo de Peter Sagan ha pecado de demasiado generoso para conseguir muy poco todo el Tour y esta vez ha sido más inteligente al desgastar solo a Oss en la fuga y aprovecharse Lennard Kämna de la generosidad de Richard Carapaz en el último puerto, donde el alemán le ha seguido a rueda para rematarle con un ataque cuando faltaba poco para coronar el puerto más duro que estaba 20 kilómetros de meta.

A partir de ahí Kämna ha demostrado su gran calidad como contrarrelojista para lograr la victoria que le arrebató Daniel Felipe Martínez en la cima del Puy Mary. Richard Carapaz ha sido segundo a 1:27 y Reichenbach tercero a 1:56. Imanol Erviti, decimoquinto, ha sido el mejor vasco de la etapa al entrar en la fuga con otros dos vascos, Romain Sicard, 17º, y Mikel Nieve. El grupo selecto de los favoritos ha llegado a 16:48.

La segunda etapa alpina no ha deparado diferencias entre los más fuertes de la general, aunque se han movido al final y el ganador de la última edición Egan Bernal ha demostrado que está fuera de la carrera al estar todo el día a cola de pelotón y descolgarse cuando ha comenzado la subida más dura de la etapa. Ha llegado a 27 minutos y tras la etapa ha declarado que tiene muchos dolores.

En esa ascensión a Saint-Nizier-du-Moucherotte, de Primera. se ha movido Guillaume Martin con un compañero, Nicolas Edet, y el Jumbo, con seis corredores en cabeza, ha puesto un ritmo fuerte para atraparlos y disuadir a los demás.

UAE y Jumbo han apretado la marcha en la subida final a Villard-de-Lans y han llegado por delante juntos solo diez corredores. Pogacar ha intentado atacar en el último kilómetro, pero Roglic ha aguantado su rueda y ha sido Miguel Ángel López el único que ha entrado delante de los dos grandes favoritos, con Mikel Landa bien situado junto a ellos.

Confianza de Landa

El alavés ha señalado tras la etapa que «el Jumbo ha llevado la carrera controlada todo el día, sin dejar escapar a Guillaume Martín y ha guardado fuerzas para la etapa de mañana, que es más dura y están gestionando las fuerzas».

Sobre la etapa con final en el col de la Loze, ha señalado que «se acaban las oportunidades y la de mañana es una etapa de marcar diferencias y espero dar mi mejor version. Vi la etapa en julio y es un final muy duro. No hemos pasado puertos muy altos y seguro que hace mella la altitud. Hay corredores como López o Urán que pueden hacer la diferencia en altura y espero encontrarme bien y estar con ellos».

Sobre lo que necesita de cara a la crono del sábado para aspirar al podio con Urán, Landa ha señalado que «es difícil hacer cálculos. Cualquier diferencia es buena. Me he entrenado bastante para esta contrarreloj. Tengo más confianza que antes y no pienso en lo que necesito».

Una escapada numerosa con tres vascos

La etapa se ha decidido en una escapada que primero han formado quince corredores, luego 18 y al final 23, con tres vascos, Mikel Nieve, Romain Sicard e Imanol Erviti. Junto a ellos han entrado corredores de gran nivel como Carapaz, Rolland, Barguil, Verona, Reichenbach, Alaphilippe, Kämna, Powless, Pacher, Geschke, Bettiol, Roche, Anacona, Trentin, Amador, Benoot, Sivakov, Pedersen, Jensen y Oss.

Han tenido el permiso del Jumbo, que se ha limitado a impedir que Guillaume Martin entrara en la fuga, y al que le interesaba que los escapados cogieran las bonificaciones en el último puerto y en la meta.

Ha sido en esa subida que se coronaba a 20 de meta cuando ha empezado la pelea entre los más fuertes de la fuga por ganar la etapa. A 35 ha atacado Pacher (Vital Concept) y cuando ha empezado el puerto Amador ha seleccionado el grupo y se han quedado por delante Carapaz, Kämna y Reichenbach y Alaphilippe.

El alemán del Bora ha sido el único que ha podido seguir al ecuatoriano del Ineos hasta el alto, se ha aprovechado de su generosidad y le ha atacado en los últimos metros de la subida para dejarle y empezar a aunmentar la distancia para llegar a la meta en solitario y premiar la combatividad del Bora durante todo el Tour.  

El Tour disputará este miércoles una etapa muy dura entre Grenoble y Meribel-Col de la Loze, con 179 kilómetros y dos puertos de categoría especial como la Madeleine (17,1 kms. al 8,4 %), que se corona a 62,5 de la meta situada en el col de la Loze (21,5 kms. al 7,8 %), los cinco últimos durísimos con un promedio superior al 10% de media.

Cuarto puesto de Aberasturi

Jon Aberasturi (Caja Rural) ha sumado un puesto más en el Top 10 al acabar cuarto en la primera etapa del Tour de Luxemburgo ganada al sprint por el italiano Diego Ulissi (UAE), por delante de Amaury Capiot (Sport Vlaanderen) y Eduard-Michael Grosu (Nippo). Su compañero Jon Irisarri ha llegado 61º a 25 segundos tras trabajar para el alavés.