Bera Bera debutará como local este viernes con público y para Imanol Álvarez «es un estímulo»

Bera Bera se enfrenta este viernes al Atlético Guardés en el polideportvo Jose Antonio Gasca (21.00) en su primer partido como local y ha habilitado un prótocolo para poder jugar con público. Unas 350 personas podrán disfrutar de un duelo directo de la División de Honor e Imanol Álvarez considera que «es un estímulo» para el equipo.

Ane URKIRI|2020/09/16
Beraberaequipo
La plantilla del Bera Bera escucha atentamente a su entrenador, Imanol Álvarez. (Juan Carlos RUIZ / FOKU)

Bera Bera en coordinación con IDK Euskotren y el Patronato de Donostia Kirola han establecido unas pautas para hacer lo más cómodo y seguro posible el polideportivo Jose Antonio Gasca.

El decreto del Gobierno de Lakua establece un máximo de 600 personas de aforo; sin embargo, según ha comunicado el club donostiarra, de cara a garantizar las distancias de seguridad, el Gasca (que tiene capacidad para albergar a unas 1.500 personas) quedará habilitado para unas 350 personas puesto que solamente se utilizarán las filas impares de la instalación, condenando las pares. Se permitirá que  las personas que formen una unidad convivencial se sienten juntas.

Por lo tanto, Bera Bera acogerá la visita del Atlético Guardés con el apoyo de su público, algo que el técnico Imanol Álvarez ve necesario «para hacer lo que nos gusta, que es disfrutar y hacer disfrutar a la gente, si puede ser».

Sin duda, para el técnico de Ermua «es un estímulo» volver a jugar con gente y cree que el equipo necesita el apoyo de la gente después de la eliminación copera, así como necesita enfrentarse a un rival «de los de arriba, directo, duro, que va a trabajar bien» para poder ver «cómo estamos».

Álvarez está «un poco expectante» de cara a este duelo directo. Ha admitido que al equipo le vino bien el partido de Lanzarote en el que vencieron por 17-32 al recién ascendido San José Obrero. «Es una piedra de toque», define, pero remarca que «si no sale bien, o si empezamos a tener dudas, sería como dar medio paso atrás, y no estamos para retroceder».

Más que dos puntos

Respecto al equipo gallego, el entrenador del Bera Bera cree que han formado un buen equipo a pesar de tener «un par de bajas de jugadoras interesantes». «Sigue el mismo entrenador, siguen los mismos mecanismos y creo que es un equipo que juega bien; a mí me gusta cómo juega el Guardés, y seguro que va a venir con el partido muy trabajado», ha recalcado.

Prevé un partido duro que se va a resolver en el tramo final y espera que caiga de su lado: «Es importante, porque son dos puntos que, a priori, son de los que van a sumar o restar en la segunda fase. Hay que afrontarlo así. Quizás es un poquito pronto para jugar este tipo de partidos pero hay que metalizarse. Quién más metalizado salga de esa importancia va a tener ventaja».

Y es que con el nuevo formato de la liga, los equipos pasarán a la segunda fase con los puntos que hayan cosechado ante los rivales que pasen al mismo grupo. Álvarez considera que el Atlético Guardés será uno de ellos, pues cree que en su grupo las diferencias entre equipos están más definidas.

El cambio de formato «hace que los partidos contra los equipos que pienses que se van a clasificar contigo, pasen a ser finales, porque son dos puntos que si ganas te los llevas de ventaja para esa segunda fase, donde habrá mucho menos tiempo para recuperarlos».

Bera Bera cuenta con las bajas de Emma Boada y Eli Cesáreo pero Álvarez ha querido subrayar que está «contento con cómo está trabajando el equipo para sustituir a esas jugadoras».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK