Denver culmina su remontada ante los Clippers y se clasifica para las finales del Oeste

Con el base canadiense Jamal Murray –40 puntos– y el pívot serbio Nikola Jokic –triple-doble con 22 rebotes– como estandartes, Denver se impuso 104-89 en el séptimo partido de la serie y será el rival de los Lakers en la finales de Conferencia. Miami se adelanta en las del Este.

NAIZ|2020/09/16
Denver
Murray y Jokic, estandartes de estos Nuggets (Douglas P. DEFELICE / AFP)

La historia se repitió, y los Denver Nuggets, con el base canadiense Jamal Murray y el pívot serbio Nikola Jokic como estandartes, se clasificaron para las finales de la Conferencia Oeste tras ganar por 104-89 a Los Angeles Clippers en el decisivo séptimo partido, anotándose la serie de semifinales por 4-3.

Los Nuggets, que disputarán sus primeras finales desde 2009, tuvieron a Murray como la gran figura que aportó 40 puntos, tras anotar 15 de 26 tiros de campo, incluidos 6 de 13 intentos de triples, y destrozó a la defensa de los Clippers, que por octava vez (8-0) se quedan sin ganar en un partido decisivo de play-offs.

Junto a Murray, que también repartió cinco asistencias y capturó cuatro rebotes, Jokic hizo sentir su presencia en el juego interior y también superó a los marcajes que le colocaron los Clippers. De hecho, volvió a ser el jugador más completo del partido al conseguir un triple-doble de 16 puntos, 22 rebotes -19 defensivos- y 13 asistencias.

El pívot serbio estableció la mejor marca de su equipo en partidos de playoffs con 22 rebotes y rompió su propia marca del año pasado y que compartía con Marcus Camby (19).

El ala-pívot titular Jerami Grant y el alero Gary Harris anotaron 14 puntos cada uno y completaron la lista de los cuatro jugadores titulares de los Nuggets que acabaron el partido con números de dos dígitos y permitieron que su entrenador Michael Malone tuviese el mejor regalo en su 49 cumpleaños.

Los Clippers, en cambio, seguirán sin saber lo que es jugar unas finales de Conferencia pese a las incorporaciones de dos estrellas como Kawhi Leonard y Paul George. Leonard terminó con 14 puntos en 6 de 22 tiros, incluidos 2 de 7 triples, mientras que George se tuvo que conformar con apenas 10 puntos, después de firmar un pobre 4 de 16 en tiros de campo, incluidos 2 de 11 desde fuera del perímetro.

Miami arranca con un triunfo ajustado

En el primer partido de la final de la Conferencia Este, los Miami Heat se impusieron 117-114 a los Boston Celtics. Lo hicieron en tiempo de prórroga y después que el pívot Bam Adebayo pusiera un tapón espectacular a Jayson Tatum, que podía haber forzado los segundos cinco minutos extra.

Antes, el base esloveno Goran Dragic, con 29 puntos, y el escolta Jimmy Butler lideraron el ataque de los Heat y consiguieron las canastas que le dieron la posibilidad de protagonizar la remontada en el cuarto periodo.

La jugada de tres puntos de Butler con 12 segundos por jugar puso a Miami en ventaja, Adebayo bloqueó el intento de mate de Jayson Tatum en los últimos segundos y los Heat se colocan con ventaja de 1-0 en la serie.

Boston mandaba 85-71 en el marcador al comienzo del último cuarto y mantuvo la ventaja durante casi todo el período final, hasta que Butler conectó un triple desde la esquina derecha con 22 segundos por jugarse para una ventaja 106-105 de Miami, que comenzó abrir el camino del triunfo.