Al-Fatah y Hamas acuerdan celebrar elecciones palestinas en un plazo máximo de seis meses

Al Fatah y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) han acordado organizar elecciones generales en los territorios palestinos en un plazo máximo de seis meses, en el marco de unos contactos mantenidos en Turquía durante los últimos días para abordar el proceso de reconciliación.

NAIZ|2020/09/24
Gaza
Una mujer, durante una protesta en Ciudad de Gaza tras el acuerdo para normalizar relaciones firmado por Israel con Emiratos Árabes y Bahrein. (Mahmud HAMS/AFP)

El secretario del Comité Central de Al-Fatah, Yibril Rayub, ha detallado que los grupos han acordado que estos comicios en línea con un sistema de representación proporcional, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

«Estamos esperando a la invitación del presidente (de la Autoridad Palestina), Mahmud Abbas, para respaldar los principios y poner en pie los mecanismos, empezando por la emisión de un decreto presidenciales», ha dicho, en declaraciones concedidas a Palestine TV.

Asimismo, ha resaltado que las conversaciones con Hamas han sido parte de «un diálogo estratégico nacional intenso» que ha derivado en «una visión clara de los mecanismos para construir la colaboración nacional a través de unas elecciones con representación proporcional».

Rayub ha manifestado que primero se celebrarán unas elecciones parlamentarias, tras lo que habrá comicios presidenciales, al tiempo que ha hecho hincapié en que las facciones palestinas buscan unificar posturas en torno a «un proyecto de resistencia popular» frente al llamado ‘acuerdo del siglo’ y los acuerdos de normalización de relaciones de varios países árabes con Israel.

Las delegaciones de Al-Fatah y Hamas han apuntado en un comunicado conjunto que el objetivo de los contactos es pactar «una acción conjunta para defender los derechos e intereses del pueblo palestino y hacer frente a todas las conspiraciones en el camino a la independencia total y la creación de un Estado palestino independiente con Jerusalén Este como capital».

Un miembro importante de Hamas, Saleh al-Aruri, ha confirmado a la agencia AFP este acuerdo concluido tras reuniones en Turquía. «Esta vez hemos llegado a un verdadero consenso, las divisiones han causado mucho daño a nuestra causa nacional, y estamos trabajando para ponerles fin», destacó Al-Aruri en una conversación telefónica desde Estambul.

La reunión es la primera que mantienen cara a cara delegaciones de ambos grupos desde el acuerdo de 2017 en El Cairo, que no llegó a ser aplicado. Abbas encabezó el 3 de setiembre una reunión por videoconferencia con los líderes de catorce facciones palestinas.

El encuentro tiene, además, lugar después de que Emiratos Arabes Unidos (EAU) y Bahrein hayan firmado acuerdos con Israel para normalizar sus relaciones, algo muy criticado por la Autoridad Palestina y el resto de grupos y facciones palestinas.

Los palestinos calificaron los acuerdos de normalización como una «puñalada por la espalda» y criticaron a algunos países árabes, en tanto Israel y EEUU intentan convencer a otros países de la región para que sigan esos mismos pasos.

Hasta hace poco tiempo, la resolución del conflicto israelo-palestino era considerada condición sine qua non para la normalización de las relaciones entre los países árabes e Israel, que ha ocupado en particular Cisjordania y Jerusalén Este desde hace más de medio siglo. Turquía e Irán, países musulmanes no árabes, también denunciaron estos acuerdos de normalización.

Primeras elecciones desde el 2005

Las última elección presidencial palestina se remonta a 2005. Entonces, el sucesor de Yaser Arafat al frente del Fatah, Mahmud Abbas, actualmente de 84 años, ganó la consulta con el 62% de los votos y desde entonces lidera la Autoridad Palestina.

La separación administrativa y territorial se produjo en 2007 tras la victoria de Hamas en las elecciones legislativas de 2006. La victoria del movimiento islámico en los comicios provocó que la comunidad internacional cortara sus ayudas a las autoridades palestinas.

Esto abocó a Al-Fatah y a Hamas a unos enfrentamientos que finalizaron con la separación territorial y administrativa de Cisjordania y la Franja de Gaza. Desde entonces, Al-Fatah controla Cisjordania –a pesar de no haberse hecho con la victoria en las elecciones– y Hamas está al frente de la Franja.