LAB aboga por «ampliar la perspectiva» buscando alianzas con otros agentes sociales

LAB ha defendido este jueves que la situación actual «exige ampliar la perspectiva» mediante una «política de alianzas» entre los agentes sociales para mejorar la «correlación de fuerzas», como ha quedado reflejado en los conflictos en sanidad y educación en los que ha llevado a cabo una colaboración «intersindical».

Naiz|2020/09/24
Lab
Garbiñe Aranburu e Igor Arroyo, en su comparecencia en Donostia. (Andoni CANELLADA / FOKU)

Este asunto será uno de los temas que analizarán 500 delegados del sindicato en su primera asamblea intercongresual, que tendrá lugar el próximo 8 de octubre en el BEC de Barakaldo, después de que fuera aplazada en marzo debido a la pandemia y cuya celebración había sido acordada en el anterior congreso de LAB en 2017.

La asamblea entre congresos dará prioridad al formato presencial, aunque facilitará el seguimiento telemático, ha explicado el secretario general adjunto, Igor Arroyo, que ha presentado el evento en la sede del sindicato en Donostia junto con la secretaria general Garbiñe Aranburu.

LAB se «reafirmará» en el documento anterior y defenderá la necesidad de un «cambio de modelo», porque el capitalismo es «socialmente injusto» e inviable desde el punto de vista medio ambiental, algo que ha quedado «visibilizado en los últimos meses», ha señalado Aranburu.

La transición a ese nuevo modelo «no será consensuada» porque «vienen tiempos complicados», pero ha confiado en que los objetivos se alcancen «si los trabajadores son capaces de organizarse».

A su juicio, se trata de una partida de ajedrez en la que es importante «mover bien las fichas» y anticiparse al contrincante, un aspecto en el que los sindicatos «juegan con ventaja», ya que la patronal ha hablado «claro» sobre cuáles son sus «recetas» para la crisis, que pasan por el endeudamiento público, no subir impuestos y bajar los sueldos, mientras que las instituciones se dedican a legitimar la postura de los empresarios.

Los delegados de LAB abordarán «cómo acercarse» a sectores no sindicalizados, ya que en los últimos años «se han instalado cambios estructurales en las relaciones laborales que han venido para quedarse».

LAB ha incrementado un 10% su afiliación en los últimos tres años, hasta alcanzar los 44.442.