El ELN afirma que está dispuesto a negociar con Bogotá y pide un alto el fuego mutuo

El jefe negociador del ELN en La Habana, Israel Ramírez Pineda, ha asegurado que la guerrilla esta dispuesta a dialogar con el Gobierno colombiano siempre y cuando se establezca una alto el fuego mutuo. «Estamos disponibles aquí, en Cuba, o en donde sea, lo importante es que empecemos a mirar las posibilidades de relanzar las negociaciones», ha remarcado.

NAIZ|2020/09/29
Eln
Imagen de archivo de guerrilleros del ELN.

El jefe negociador del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en La Habana, Israel Ramírez Pineda, más conocido como 'Pablo Beltrán', ha asegurado que la guerrilla no cierra las puertas a volver a negociar con el Gobierno de Colombia, pero ha insistido en un alto el fuego mutuo como requisito previo.

Ramírez ha asegurado en una entrevista concedida a DPA que, pese a que ha pasado más de año y medio desde que se rompieron las negociaciones con el Gobierno de Iván Duque, ambas partes conocen lo que el otro piensa al respecto; y ha subrayado una vez más la propuesta de un alto el fuego mutuo con el que iniciar los primeros pasos.

También ha abordado varias cuestiones, como las recientes movilizaciones contra el Gobierno y la violencia policial en varias ciudades del país, así como la supuesta colaboración de Venezuela con la guerrilla.

«Hay un debate en Colombia sobre la reestructuración de las Fuerzas Armadas y el Gobierno ha tratado de crear una distracción diciendo que es un plan de la guerrilla, especialmente nosotros», ha argumentado , y ha explicado como las masacres cometidas contra jóvenes, lideres sociales y antiguos combatientes de las disueltas FARC han sido el detonante de las recientes movilizaciones.

«Hemos tenido 64 masacres este año en Colombia, que no habían ocurrido en ningún año anterior. Ha habido un repunte de lo que ellos llaman limpieza social y limpieza política de opositores y líderes comunitarios, que ha provocado mucha ira», ha apuntado.

«Las protestas reflejan la degradación de las Fuerzas Armadas», ha añadido, tras recordar la muerte de jóvenes manifestantes en las calles de Bogotá, o la violación a finales de junio de una niña indígena por hasta siete militares del Ejército de Colombia.

Por otro lado, y ante las acusaciones de que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro estaría detrás de un supuesto apoyo al ELN, Ramírez ha negado que sean una «guerrilla binacional».

«No suplantamos a las autoridades en Venezuela. Vamos a hacer todo lo que podamos para que no haya guerra entre los dos estados... pero eso es muy diferente que decir que apoyamos al Gobierno de Caracas», ha manifestado antes de hablar de los ataques contra exguerrilleros de las FARC.

Ha calificado de esalificando estos hechos de «escándalo» y se ha preguntado si el ELN «vivirá este mismo martirio» tras una posible desmovilización.

«Estamos disponibles aquí»

Por otro lado, ha negado que el Gobierno de Cuba le haya solicitado dejar el país, después de que el Gabinete de Donald Trump justificara sus recientes sanciones económicas contra la isla bajo el argumento de que se estaba cobijando al ELN.

«Es una cuestión de principios», Cuba y Noruega son países que garantizan, ha dicho, el funcionamiento de las conversaciones de Colombia con el ELN, y «cumplen con los protocolos internacionales y el Gobierno de Bogotá debe respetarlos».

En ese sentido, ha señalado que el equipo negociador de la guerrilla está esperando que Colombia designe a sus delegados «para que haya reuniones iniciales discretas y confidenciales» y así «ver cuáles son las expectativas mutuas».

«Estamos disponibles aquí, en Cuba, o en donde sea, lo importante es que empecemos a mirar las posibilidades de relanzar las negociaciones», ha remarcado.