Prefecto de Pirineos Atlánticos: «Si la situación sigue degradándose adoptaré restricciones drásticas»

El prefecto de Pirineos Atlánticos, Eric Spitz, ha explicado hoy por videoconferencia las implicaciones de la entrada en vigor del estado de alerta sanitaria que desde hoy rige en todo el Hexágono y también en Ipar Euskal Herria. Ha advertido de la degradación de la situación sanitaria y evocado «restricciones estrictas que podría aplicar desde la semana próxima».

Maite Ubiria|2020/10/17
Portique_covid19
Pórtico para tomar temperatura a los clientes que acceden a un bar en Baiona. (Bob EDME)

El prefecto de Pirineos Atlánticos, Eric Spitz, podría adoptar en cuestión de días «restricciones más estrictas que podrían penalizar a la población» dada la «preocupante evolución» de la pandemia, según ha anunciado hoy por videoconferencia en una comparacencia extraordinaria para dar a conocer la situación en que se encuentra el departamento con motivo de la entregada en vigor, como en el Hexágono también en Ipar Euskal Herria, del estado de alerta sanitaria decretado por el Gobierno de Emmanuel Macron.

«En nuestro departamento las cifras no son buenas» ha explicado Eric Spitz, para aportar algunos datos.

La tasa de incidencia acumulada sobre siete días se sitúa en 142 por 100.000 habitantes, aunque la actualización de datos a 16 de octubre lleva al departamento a franquear esa barrera de los 150 casos -que marca el paso a una situación de alerta refozada-, hasta fijarse en 155,2 según ha reconocido Spitz. La tasa de positividad se sitúa en el 9,9 y la incidencia en las personas mayores de 65 años es del 51,2.

«La evolución es preocupante, y si la situación sigue degradándose, siempre en concertación con los electos me veré obligado a adoptar medidas que hoy no puedo anunciar, pero sí evocar», ha manifestado Spitz.

Medidas a contar de hoy

Así las cosas, y en estricta aplicación del estado de urgencia sanitaria, desde hoy mismo se prohíben la reuniones de más seis personas en lugares públicos abiertos, con la excepción de las manifestaciones, los mercados o las ceremonias funerarias. Y se recomienda además respetar también la «regla de seis» en los encuentros privados en domicilios.

Igualmente, se generalizará el uso de la máscara en todos los espacios, abiertos como cerrados.

Desde el lunes, en las salas polivalentes o recintos que acogen reuniones se prohibirán todos aquellos actos en que se sirva comida y bebida o sean susceptibles de derivar en celebración (baile) y por lo tanto dificulten el respeto a la obligación de llevar máscara.

La prohibición no regirá para encuentros como convenciones profesionales, en los que se respeten las reglas de uso de máscara y de distancia.

También desde el lunes, se reforzará el protocolo en bares y restaurantes. Sólo podrán sentarse seis personas por mesa y la distancia de un metro no se medirá de mesa a mesa sino entre sillas.

En lugares en que el público está de pie -no solo bares, también ferias, salones, museos, centros comerciales, parques temáticos...- se aplicará la regla de 4 metros cuadrados por persona.

Esta última medida plantea nuevos interrogantes, sin ir más lejos, para la feria Lurrama.

Cierre de bares a la vista

En ese primer fin de semana de las vacaciones escolares de Todos los Santos, el prefecto ha optado por no dar curso a la solicitud que le han hecho varios alcaldes de la costa labortana de cerrar los bares a las 23.00.

Lo ha justificado en dos motivos: de una parte, las cifras de reservas (30%) apuntan a «una afluencia de visitantes bastante escasa», y de otra, «no sería lógico aplicar ese cierre hoy en los locales de la costa y en unos días poner el horario de las 22.00 para todos». Sí ha ordenado reforzar los controles a las distintas policías.

En conversación informal, el prefecto ha emplazado a los medios a otro encuentro, «quizás el martes o el miércoles», lo que da a entender que las medidas restrictivas, como la que afectaría a los bares, están ya bastante maduradas.

Por seguir con otras restricciones que el prefecto ha verbalizado pero no anunciado, se podría reforzar el protocolo en restaurantes con un registro de clientes y en manifestaciones grandes -culturales, deportivas..- rebajar el umbral de espectadores. Se baraja el baremo de 1.500 en actos deportivos o culturales previa solicitud de permiso.

Hospitalizaciones y brotes en centros educativos

En el departamento de Pirineos Atlánticos 30 personas están hospitalizadas actualmente por Covid. El Hospital de Baiona ya avanzó el jueves la cifra de 22 personas ingresadas por Covid.

Hoy el prefecto ha informado de que hay en total 10 personas ingresadas por covid19 en el hospital de Baiona, en el centro sanitario de Donapaule hay una persona ingresada y en la policlínica de Donibane Lohizune otra más. Ha revisado la cifra de pacientes en reanimación que se dio entonces, rebajando de cuatro a tres los pacientes que requieren respiración asistida en el centro hospitalario de la costa labortana.

De los 26 cluster o brotes en curso en el departamento, cabe desacar que la mitad afectan a centros educativos, y cinco de ellos se han localizado en distintos campus universitarios.

Catorce de esos brotes se sitúan en Euskal Herria, según ha detallado a preguntas de Naiz el prefecto Spitz, que también ha explicado de hay dos cluster en residencias y otros dos e empresas privadas, aunque ha evitado identificar a esos establecimientos.

 

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK