Van der Poel puede con Van Aert en su duelo en el Tour de Flandes tras la caída de Alaphilippe

Mathieu van der Poel ha logrado la victoria en el Tour de Flandes tras superar a su rival en las últimas temporadas de ciclocross, Wout van Aert, en un apretado sprint tras un final marcado por el accidente de Julian Alaphilippe. El campeón mundial se había marchado con ellos a 38 de meta y ha chocado contra una moto y ha tenido que abandonar.

Joseba ITURRIA|2020/10/18
Vanderpoel
Así de apretada ha sido la victoria de Van der Poel sobre Van Aert. (Eric LALMAND/AFP)

Mathieu van der Poel (Alpecin) y Wout van Aert (Jumbo) han protagonizado su mejor duelo en la carretera tras todos sus enfrentamientos en el ciclocross y la polémica creada el pasado domingo al acusar el flamenco tras la Gante Wevelgem al holandés de preocuparse más de seguir su rueda que de ganar.

En el Tour de Flandes los dos grandes rivales se han entendido tras quedar en cabeza de carrera a 38 de meta junto a Julian Alaphilippe (Deceuninck). El campeón mundial no ha querido esperar a un cuarteto en el que marchaban dos compañeros suyos, Asgreen y Stybar, junto al ganador de la pasada edición Alberto Bettiol, y Madouas (Groupama).

Como había pocos segundos entre los grupos se han juntado la moto neutra que lleva las ruedas de repuesto y la del jurado 1, que se ha visto obligada a frenar. Van der Poel la ha esquivado, pero Alaphilippe no ha conseguido evitarla y ha chocado con ella y ha sufrido una aparatosa caída en la que aparentemente se ha roto la clavícula derecha.

Van der Poel y Van Aert se han marchado por delante y han sacado más de un minuto de ventaja a sus perseguidores y los dos han querido jugarse la victoria en el sprint final. Van Aert ha cogido la rueda de Van der Poel, que ha lanzado el sprint a menos de 200 metros de la meta y se ha impuesto por unos pocos centímetros en una llegada espectacular y muy apretada.

Mathieu van der Poel, cuarto el año pasado en su debut en el Tour de Flandes, se ha convertido en el primer hijo de un ganador de la prueba en amular a su padre porque Adri van der Poel se impuso en 1968.

Tras dominar la temporada de ciclocross, con campeonato mundial incluido, en la reducida campaña de carretera ha ganado el campeonato de Holanda, una etapa en Tirreno y la última etapa y la general del BinckBank Tour.

En la lucha por la tercera plaza en el sprint del grupo perseguidor que ha llegado a unos segundos se ha impuesto Alexander Kristoff (UAE) a Anthony Turgis (Total), Yves Lampaert (Deceuninck) y Dimitri Claeys (Cofidis).

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK