Catorce membranas neumáticas llenan las salas recién reformadas del Bellas Artes

Data

22.05.06 - 22.12.31

Lekua

Bizkaia - Bilbo

El artista Sergio Prego explicando uno de los neumáticos.
El artista Sergio Prego explicando uno de los neumáticos. (Andoni CANELLADA | FOKU)

Sergio Prego ha presentado este viernes una colección de esculturas titulada ‘Trece a Centauro’. La obra está formada por catorce módulos neumáticos que llenarán, mientras duren las labores de ampliación, diversas salas del Museo Bellas Artes de Bilbo.

La colección ha sido diseñada expresamente para llenar las excepcionalmente vacías salas del museo, por lo que desde el Bellas Artes han adelantado que la obra «funcionará como un diafragma que se abre o se cierra en función de las necesidades derivadas del proceso de transformación del museo».

A día de hoy, la obra ocupa diez salas contiguas del museo, que aún conservan el olor a pintura fresca, y que entre todas toman forma de ‘U’. Por lo tanto, el espectador recorre las distintas salas topándose con las masas hinchadas: algunas de ellas son de plástico transparente, mientras que otras son completamente negras y opacas. Además, junto con las estructuras neumáticas inspiradas en el tetraedro, que ocupan la gran mayoría del espacio de cada sala, coexisten varias ilustraciones sobre papel.

Las ilustraciones, aparentemente realizadas con un bolígrafo azul, están presentes como «formas de representación de la vida y de lo humano con las que estamos más familiarizados, en diálogo y discordancia con la violencia que genera la presencia abstracta y al mismo tiempo la orgánica de los elementos modulares neumáticos», han explicado desde el museo.

Toma de riesgos

Respecto a la ejecución de la obra, Prego ha recordado que ha sido un reto «difícil pero tremendamente atractivo». Y es que, todas las estructuras han sido creadas desde cero en el mismo museo y por el propio equipo del artista, rechazando la contratación de terceras empresas para el montaje. Eso, ha explicado Prego, ha hecho que haya podido mantener un control material total sobre la obra, pero, a su vez, ha implicado ciertos riesgos.

«Conlleva que son procesos arriesgados. Tiene un carácter experimental que cuando está terminado no se percibe pero, realmente, hay muchas zonas de riesgo que para mí forman parte de la aventura del arte», ha expresado Preto en la presentación de este viernes.

Para ejemplificar la dificultad y el riesgo de la ejecución de los neumáticos, el autor ha revelado que una de las esculturas falló justo el día antes de la inauguración: «La pieza que está en la pared inflada con las fotografías la hemos instalado tres o cuatro veces, y siempre ha funcionado a la primera, y justo ayer estalló».

Asimismo, Prego ha matizado que al ser unas piezas «activas» y no «inertes» pueden pasar este tipo de contratiempos. Sin embargo, ha añadido que cierto riesgo es necesario, ya que el arte contemporáneo trata de «ampliar fronteras» y que es fundamental «ir incorporando fallos continuamente».

Inspirado en los 60

Prego ha explicado que para la creación de la colección se ha inspirado en la arquitectura neumática de los años 60 y 70, aunque su perspectiva ha sido desde la escultura: «Mi interés por la arquitectura neumática tiene que ver con determinadas cuestiones más básicas de la escultura que tienen que ver con el peso, la masa, el volumen y el equilibrio. Las membranas neumáticas plantean aspectos que no han sido tradicionalmente desarrolladas en la escultura tradicional, que tiene que ver con la inmaterialidad de las estructuras neumáticas».

Además, el título de la obra, ‘Trece a Centauro’, hace referencia al relato de ciencia ficción de J.G. Ballard del mismo nombre, publicado en 1962. Este relato de ciencia ficción, conforme la interpretación de Prego, cuenta «ese momento de transición de la modernidad a la posmodernidad, donde hay una crítica distópica fuerte del proyecto moderno».

«Pone en cuestión qué es progreso, cómo queremos imaginarnos el mundo, cuáles son los problemas que surgen y cuál es el papel que cumple el sujeto en ese proceso», ha resumido Prego.

Se podrá acudir a visitar ‘Trece a Centauro’ mientras que duren las obras de ampliación del museo. A medida que las obras vayan avanzando, la obra también será trasladada de un espacio a otro. El horario del museo de Bellas Artes es de lunes a sábado de 10.00 a 20.00 y los domingos de 10.00 a 15.00. Los martes está cerrado. Debido a las labores de ampliación, la entrada al museo, y, por tanto, a la obra es gratuita.

Kokapena

Museo Bellas Artes de Bilbo
Museo Plaza, 2, 48009 Bilbo, Bizkaia
Bilbo. Bizkaia