‘Detritus’ Aramburu expone en Gasteiz tras cinco años alejado de los focos

Data

22.06.03 - 22.07.03

Lekua

Araba - Gasteiz

Imagen de una de las obras expuestas.
Imagen de una de las obras expuestas. (FUNDACIÓN VITAL)

El centro de exposiciones de la Fundación Vital de Gasteiz acoge desde este viernes y hasta el 3 de julio el regreso a las exposiciones de ‘Detritus’ Aramburu. ‘Pintura al no saber’ es el título de la muestra de este artista, considerado marginal y una celebridad en las redes alternativas de la cultura underground.

La exposición es un compendio de la obra del artista, «de un alto valor no solamente estético sino también filosófico e histórico» en palabras de sus organizadores, e incluye algunas obras realizadas expresamente para esta muestra.

En tres décadas de trayectoria profesional su obra ha sido mostrada al público de distintos países y provoca un gran impacto en el espectador. «Sus creaciones, expresionistas y transgresoras, están armadas con un trazo figurativo de excelente factura que despiertan el pensamiento crítico e invitan a la reflexión», remarcan.

Florentino ‘Detritus’ Aramburu (Donostia, 1964) formó parte del movimiento okupa, punk y postpunk de los años 80 y 90 y no solamente como modo de vida, sino también al asumir la tarea de ilustrar ese mundo alternativo a través de carteles y poner su talento al servicio de la causa.

Aramburu, autodidacta y marginal, deja constancia en su obra de su particular visión del mundo; una mirada pesimista de los tiempos que le ha tocado vivir y de las miserias perniciosas del ser humano, como colectividad y como individuo. Principalmente pintor, abarca también otras manifestaciones artísticas como la caligrafía, el cartelismo, la ilustración, el libro de artista, la performance e incluso la escenografía.

Respecto a su reconocido descontento hacia la vida, el artista matiza que «aunque sea un sentimiento, la mente lo presenta como un problema intelectual que hay que entender». Esta reflexión se plasmó desde el principio tanto con palabras como con imágenes que reflejaban el progreso de sus pensamientos. Por ello, Detritus afirma que recurrió a la pintura «para mejorar mi ánimo y mi pensamiento. Pero mi indagación no daba resultados. Si había comenzado creyendo que pintaba sobre la condición humana, dado que mi versión no parecía coincidir con la del prójimo, tuve que aceptar que solo pintaba sobre mi experiencia», añade.

Si su dedicación a la pintura se inició para sobrellevar su frustración de no saber, su imposibilidad de encontrar conclusiones empezó a hacerle desconfiar de sus propias conjeturas y de las de cualquiera; y su motivación, opuesta a la de saber, fue transformándose hacia la idea de la belleza, «un estímulo que no se defiende con argumentos y que tiene la virtud de convenir a mi intelecto». El artista concluye reflexionando que «a pesar de no tener teorías que compartir, espero que mi pintura no sea sólo mi forma de expresión, sino que consiga también interpelar a alguien, y que sea por tanto también comunicación».

La exposición puede verse, de martes a domingo, en el Centro de Exposiciones Fundación Vital. El horario de martes a sábado es de 10.30 a 13.00 horas y de 18.00 a 20.30 y los domingos y festivos de 10.00 a 14.00. La entrada es libre.

Kokapena

Centro de Exposiciones Fundación Vital
Postas 13-15
Gasteiz. Araba