Una amplia selección de sombreros de Balenciaga se expone en Getaria

Data

21.10.29 - 22.05.08

Lekua

Gipuzkoa - Getaria

Imagen de la muestra. (Gorka RUBIO | FOKU)

El Museo Balenciaga de Getaria ha abierto este viernes una muestra dedicada íntegramente a los sombreros. Hoy en día se consideran un mero accesorio, pero que en décadas anteriores fueron un elemento indispensable de la vestimenta. «Los sombreros fueron parte esencial de la silueta, de cómo se concibía una presencia, un porte, una forma de presentarse en sociedad», ha remarcado Miren Vives, directora del museo, en el encuentro con la prensa.

En la exposición ‘Balenciaga. La elegancia del sombrero’ en total se exponen 87 modelos seleccionados entre los más de 500 modelos creados entre 1930 y 1968 en los departamentos de sombrería de los talleres que la Casa Balenciaga tenía en Madrid y París. En la capital francesa los sombreros de Balenciaga eran objeto de deseo entre las clientas de las clases más pudientes.

Balenciaga trabajó cinco tipologías de sombrero: el pilbox, la boina, el casquete, la pamela y el turbante.

En su momento se consideró necesario definir una tipología de sombreros como ‘Balenciaga shape’. «Eran sombreros grandes de forma bulbosa que generaban un aura de misterio –gracias a la delicada sombra que proyectaban sobre el rostro– y de distinción mediante los velos de organza, tul o encaje empleados», ha explicado el restaurador y jefe de colecciones del Museo Balenciaga Igor Uria.

«No se trata únicamente de exponer objetos históricos, también es el homenaje a una profesión y a una forma de hacer, a aquellas manos que con emoción elaboraban sombreros», ha señalado Vives.

La muestra se completa con documentación referente a su proceso de creación. También se pueden ver grandes fotografías de maniquíes de la época. Es la primera vez que el museo de Getaria dedica una muestra al sombrero. Vives ha reconocido que aún queda mucho por estudiar, con lo que la exposición es una aportación al universo de Balenciaga, ya que no se había tratado con anterioridad.

El montaje de la exposición es fiel al estilo minimalista del modisto getariarra. El visitante se encuentra con los tocados a la altura de sus ojos –como los vería en la vida real–, colocados sobre unas cabezas asépticas sin facciones ni ojos, de color blanco. Gracias a ello las prendas cobran todo el protagonismo.

«Nuestro objetivo ha sido crear un diálogo entre el visitante y el sombrero, que el público se sienta interpelado», ha explicado Uria a NAIZ en la visita posterior a la rueda de prensa.

Detrás, en un discreto segundo plano, numerosas cuerdas colocadas en vertical, unas tras otras, «hacen referencia al carácter artesano de la confección de los sombreros», ha agregado Uria.

Una gran diversidad de materiales –fieltro, satén, seda, armiño, paja, algodón, bretón, mantilla...– y formas se despliega ante los ojos del visitante.

La colección refleja la depurada técnica de Balenciaga, cuyas creaciones se basan en dos ejes, el gran respeto a la tradición, por una parte, y la sofisticación, por otra. Buen conocedor de los tocados históricos y populares, los actualizó y los puso de moda, siempre experimentando para crear nuevos modelos. Asimismo, estudió los sombreros de diversas culturas, que reinterpretó en clave de modernidad.

«Balenciaga conservaba en su colección privada numerosos sombreros históricos, sombreros de paja de cultuas campesinas mediterráneas, boinas y gorras de pescadores de la cultura popular vasca... El modisto recreó estas tipologías de sombreros y les confirió un aire contemporáneo». Son palabras de la conservadora de tejidos e indumentaria del Museu del Disenny de Barcelona, Silvia Ventosa.

La exposición es fruto de la estrecha colaboración de ambos museos y ha sido comisariado por Uria y Ventosa.

La muestra llega a Getaria tras exponerse en Barcelona, donde lo han visto más de 30.000 personas. «Teniendo en cuenta que ha sido en circunstancias especial dada la pandemia, estamos muy satisfechos», ha afirmado la directora del Museu del Disenny de Barcelona, Pilar Vélez.

Pillip Treacy, reputado diseñador de sombreros irlandés, ha colaborado en el catálogo editado con motivo de la muesta y ha estado presente en el acto.«Ha aportado una visión contemporánea a nuestar visión más histórica», ha manifestado Vives.

En la visita junto a los medios de comunicación, Treacy ha mostrado su fascinación por las creaciones de Balenciaga. «Reflejan la pasión que sentía por su trabajo», ha indicado, mientras que Ventosa destacaba su «diversión, experimentación, y atrevimiento».

El horario de visita es de martes a domingo de 11.00 a 19.00. A partir del 2 de noviembre de martes a domingo de 11.00 a 15.00. Las entradas se pueden comprar en el propio museo y aquí.

 

Kokapena

Museo Balenciaga
Aldamar Parkea, 6
Getaria. Gipuzkoa