2 iruzkin

El lobo no viene, está

El PSOE, en las diez de últimas, agita el fantasma del lobo para exigir la oferta incondicional de votos en la investidura de Sánchez.

Advierten, en tono de amenaza, que si Sánchez no concita el apoyo de los independentistas catalanes, no habrá más remedio que convocar nuevas elecciones y Vox puede ser una fuerza determinante en el futuro escenario.

El argumento parece sacado de un cuento infantil. "O yo o el caos" repite Sánchez como un mantra.

Pero el núcleo de la cuestión es otro, bien distinto. ¿Está Sánchez comprometido con la búsqueda de una solución para el respeto a las naciones que quieran emanciparse? ¿Está dispuesto a resolver las consecuencias de la represión política en Catalunya y en Euskal Herria?

En política, no lo olvde, obras son amores. El chantaje emocional no sirve.

/