0 iruzkin

Esto no es una isla


Todas las mañanas en Info7 irratia

El llamado “Caso de Miguel”, la trama corrupta que afecta al corazón mismo del PNV de Araba -con ramificaciones en el jelkidismo vizcaíno, pone en evidencia la debilidad argumental de quienes pretenden mostrar al territorio gobernado por el partido de Ortuzar como una isla de pureza en medio del mar de corrupción español.

Lejos de la contundencia que ahora argumentan algunos dirigentes del partido, lo cierto y verificable es que los más altos responsables de la formación peneuvista respaldaron a la cabeza de la trama y que, sólo cuando el escándalo era impresentable solicitaron su baja. Lo cierto es que el número dos del PNV en Araba, en compañía de otros burukides, se forraron de forma ilícita y es también verdad que el Gobierno Vasco -piense usted lo que quiera- personado en el caso, ha renunciado a pedir penas de prisión mientras el fiscal solicita la grave pena de 55 años de cárcel.

La sentencia está por escribir, pero los hechos descritos hablan por sí mismos.

Está claro que no vivimos en una isla.

/