0 iruzkin

Hay que depurar


Todas las mañanas en Info7 irratia

Los testimonios que escuchamos estos días en ese esperpento en que han convertido el juicio por la muerte violenta de Iñigo Cabacas mueven a una reflexión que resulta inquietante.

Además de ofrecer una pésima imagen de un cuerpo policial en el que todos se acusan de forma mutua, todos intentan escurrir el bulto y los responsables políticos no aportan nada para que la farsa concluya, proyecta también la realidad de una fobia incrustada en la Ertzaintza contra las personas y locales identificados con la izquierda abertzale.

Son muchos años alentando ese odio -Atutxa fue buen maestro- y ahora pagamos las consecuencias.

Hay que depurar responsabilidades en el caso de Iñigo Cabacas, pero también hay que depurar la Ertzaintza.

/