0 iruzkin

Incómodos abogados


Todas las mañanas en Info7 irratia

La dramática situación personal que viven y padecen los abogados vascos Arantza Zulueta y Jon Enparantza, el acoso al abogado y senador Iñaki Goioaga y el burdo intento de criminalización -administrativa en este caso- del resto de abogados que dedican parte de su trabajo a la defensa de presos políticos vascos, deja en evidencia el interés vengativo del Estado español.

Y lo deja, además, al desnudo. Porque de lo que se trata es de negar la existencia de ese colectivo de presas y presas y crear así una suerte de Guantanamo a la española, un limbo jurídico en el que mantener rehenes.

Por eso son incómodos los abogados, porque ejercen de conciencia de un Estado que no la tiene.

Los abogados siempre han sido incómodos para los regímenes autoritarios. Y si algún día llega un demócrata a La Moncloa, deberá hablar con ellos y agradecerles su ingrata tarea. Ese será un gran día.

Mientras tanto, corresponde a la sociedad vasca apoyarles, darles aliento y defenderlos.

/