0 iruzkin

Interrogante


Todas las mañanas en Info7 irratia

Seis detenidos más, ahora en Gasteiz, por portar pegatinas en defensa de los derechos de las presas y presos políticos vascos. Esta vez el honor a correspondido a la Policía Nacional. Pareciera que compiten con la Benemérita, siempre a mayor honor y gloria de un ministro, Fernandez Díaz, que parece salido del museo del postfranquismo más rancio.

Y en Nafarroa, Arturo Goldarazena, alcalde de Tafalla para mayor dolor del Régimen anterior, imputado porque durante las fiestas de la localidad ondeó en la fachada de la casa consistorial una pancarta que pedía la repatriación de presos y refugiados. La misma, por cierto, que ondeó durante el mandato de UPN. En aquel caso la Audiencia Nacional no se acordó de imputar a la alcaldesa.

Algo muy gordo debe inquietar al Gobierno español y sus apéndices policiales y judiciales para entrar en barrena en una dinámica que, lo saben, no lleva a ninguna parte.

Lo que resulta más difícil de entender es que los organizadores de la regata de la Concha hayan expedientado a Urdaibai porque dos remeros exhibieran una bandera del Athletic y una banderola de los presos. Lo de los presos va en consonancia con lo anterior pero... ¿y lo del Athletic?

/