0 iruzkin

La dialéctica de la vida


Todas las mañanas en Info7 irratia

Hoy es un día triste, muy triste, para cuantos hemos tenido el privilegio de conocer a Zinku o a Iker y compartir con ellos alegrías, inquietudes, tristezas e incertidumbres. Y eso afecta a muchos miles de personas en Euskal Herria.

De Zinku aprendimos el valor del compromiso, el arrojo ante el desafío de los poderosos y la importancia de una sonrisa en los momentos difíciles. Porque sólo así se puede hacer frente a la brutalidad, a la represión y a la imposición.

Sonreía porque sabía que este pueblo será libre algún día. Y con él sonreían quienes le rodeaban.

Por eso la tarde de ayer se tiñó de lágrimas. Justo a la hora en que la sonrisa de Arantza Zulueta, rescatada del infierno penitenciario español dibujaba un arco de esperanza en Bilbo.

Como siempre en la dialéctica de la vida, una noticia muy buena y una pésima.

/