2 iruzkin

Las verdades del barquero

Al secretario general de Sortu lo quisieron meter ayer en un jardín del que no se sale con facilidad sin un buen número de arañazos y con la ropa a jirones.

Una vez más, el comodín de ETA sirve para desviar la atención y condicionar la actuación política del independentismo vasco.Y a Arkaitz Rodríguez le prepararon una celada con aspecto de entrevista para que dijera lo que no quería decir o regresara a la cárcel donde nunca tuvo que estar.

Y Rodríguez se bandeó bien, con la verdad por delante.

Dijo que Franco era malo. También aseguró que los militantes de ETA no han sido meros delincuentes o terroristas y que sí él decía lo que en verdad pensaba, aterrizaría en el patio de Soto del Real.

Avanzando por el mismo jardín, pienso si habrá alguien con capacidad de reflexionar que dude de la contundencia de las tres verdades que pronunció Arkaitz Rodríguez. Son las del barquero.

/