0 iruzkin

Lauaxeta, ochenta años después


Todas las mañanas en Info7 irratia

Ochenta años son muchos años. Pero la poesía mantiene viva la figura de Esteban Urkiaga, tal vez el propagandista más activo del nacionalismo vasco en tiempos de guerra y desolación.

Hoy, casi un siglo después, la poesía encendida de Lauaxeta sigue vigente. Porque también hoy hay que darlo todo por la libertad que se anhela. Y esa libertad adquiere forma en la tragedia de los refugiados que huyen del horror; en los familiares que tienen que jugarse la vida en carretera para visitar a sus hijas e hijos; en las presas y presos que cumplen prisión por razón de la libertad de su pueblo...

Hoy Lauaxeta es un poeta de actualidad. Porque el castillo negro de Amaiur sigue ahí, vigilando ambos lados de una frontera impuesta. Porque la sangre de aquellos jóvenes que dieron la vida por su pueblo y sus gentes sigue fresca en las laderas de Artxanda. Hoy es un buen dia para releer a Lauxeta y empaparse de su mensaje.

Dana emon biar jako maite dan askatasunari.

/