2 iruzkin

Lo más parecido a una provocación

Este próximo domingo las fuerzas del Tercio Sicilia del ejército español acantonadas en Donostia van a celebrar una parada militar, o sea, una exhibición de fuerza, en el palacio de Miramar, sobre La Concha, en un lugar emblemático y muy querido para las y los donostiarras.

La historia del palacio y sus magníficos jardines es larga, pero baste con saber que el Ayuntamiento se lo regaló a la monarquía española y luego se lo compró. Dos veces el gasto.

El motivo del desfile del domingo es más prosaico si cabe. Se trata de que el personal civil, o sea usted o yo mismo, pueda participar en un acto de jura de bandera a los sones de clarines y golpes de tambor. Huelga decir que el juego a los soldaditos es con la bandera rojigualda y que es tan cierto que cada cual tiene perfecto derecho a jurar su bandera, su biblia o su espada, como que buena parte de la ciudadanía entiende que esa salida de los cuarteles es una provocación en toda regla.

Lo que no se termina de entender es qué papel juega en este teatrillo patriótico español el alcalde Goia, que es, a fin de cuentas, el titular del palacio.

/