0 iruzkin

Los secretitos de Urkullu y Rajoy

En política de poco valen los secretitos, porque entre tantos intereses, todo se acaba sabiendo.

Las relaciones secretas del presidente español y el lehendakari de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba vienen de antiguo y a la vista de todo el mundo están los resultados. Por algo es el PNV la mejor muleta de un Partido Popular cojo de apoyos parlamentarios para sostener su Gobierno.

Nos dirán que se habla de transferencias pendientes, de avances en cuestiones importantes en la normalización, de paz y presos, de cárceles autonómicas. Y hasta de soberanía, si se descuidan.

Pero, a la postre, los secretitos terminan por aflorar porque en realidad no son más que las vergüenzas de una relación tóxica entre el mandamás y su fiel siervo.

Hoy, el PNV de Urkullu y Ortuzar elude la luz y los taquígrafos porque no se atreve a presentar ante la sociedad vasca la agenda que negocia a escondidas en Madrid con el único objetivo de taparse de forma mutua los pecados y seguir con el juego. Y así llevamos cuarenta años. Entre secretitos.

/