0 iruzkin

Otro cuento

Al final resulta que quienes contemplamos las promesas de transferencias a la CAV como un simple reclamo electoral teníamos razón y las cuatro -sólo cuatro- competencias prometidas se van a quedar donde estaban.

La cuestión, sin embargo, va mucho más allá de un timo preelectoral que convenía al PNV como "conseguidor" de autogobiernos limitados y que ahora presenta a Pedro Sánchez como un adalid de la España que se resiste a desmembrarse.

Cuarenta años después de aprobarse el Estatuto de Gernika, la comedia transferencial toma forma de tragedia y la palabrería de unos y otros aparece como un trabalenguas que para sí hubiera querido el inolvidable Cantinflas.

Aqui y ahora la cuestión no es si Erkoreka advierte "unos flecos" en sus diferencias con el Gobierno español. De lo que se trata es de que todos hablen claro y no nos cuenten cuentos. Ya estamos maduros.

Porque no es de recibo que Egibar hable un día de España como un Estado fallido del que hay que salir a velocidad del TAV y al día siguiente Urkullu anuncie otro parche que Erkoreka desestima por "razones de fondo".

Es tiempo de elecciones, no de promesas, sino de compromisos. ¿Para cuando ese nuevo estatus político que contemple el derecho a decidir?

/