0 iruzkin

Por donde vinieron

Vinieron a provocar, oyeron lo que acostumbran y por allí al fondo, por Pancorbo, se largaron. Detras sólo dejaron una ristra de disparates para solaz de micrófonos y tertulianos, la indignación de una inmensa mayoría de la población que entiende estas incursiones fascistoides como una mera provocación a un pueblo que ha sufrido demasiado y una actuación-otra- de la Ertzaintza en su defensa y contra la juventud vasca.

El pelotazo que partió la cara de una joven en Bilbo durante las protestas contra Abascal y sus franquistas lo disparó la Ertzaintza que dirige el PNV y que prometió que no se repetiría el caso de Iñigo Cabacas. No nos dijeron la verdad. Siguen disparando a la cabeza.

Lo hacen para más inri, para silenciar a antifascistas y dar cobertura a los hooligans de Franco. Hablan y hablan pero a la hora de obrar no tienen dudas de cual es el objetivo a batir. O a abatir si hay mala suerte.

/