1 iruzkin

¿Por qué no es posible aquí?


Todas las mañanas en Info7 irratia

El final de la guerra en Colombia -porque cinco décadas de enfrentamiento entre decenas de miles de soldados y decenas de miles de alzados ha sido una guerra en toda regla- ofrece una fotografía que pasará a la historia: el jefe del Gobierno, Juan Manuel Santos, pasando la pluma de la paz, acaso sólo un bolígrafo, al jefe guerrillero Timonchenko en presencia de otro histórico de la guerrilla latinoamericana, Raul Castro.

La fotografía lo dice todo, porque lo que ayer era imposible se abre paso en la realidad. Porque el sueño de Martí y del Che, la emancipación de los pueblos al sur de los Estados Unidos de América ya es posible sin el recurso a las armas. Timochenko, con el legado de cinco décadas del combate del comandante Tirofijo, ha tenido la valentía de tender la mano a Santos y acercar la paz y la justicia a su pueblo. Y como hay que dar al César, lo que es del César, habrá que reconocer también el arrojo de Santos para sellar la paz sin victoria ante la guerrilla más veterana y potente de América Latina.

Si es en bien del pueblo, si es en base a compromisos de justicia social, bienvenida sea la paz colombiana. Tan distante, por otra parte, de la que pretenden los acólitos de Fernández Díaz y compañía. Y ahí está la pregunta: ¿por qué lo que es posible allí no es factible aquí? Nosotras y nosotros también queremos esa foto.

/