1 iruzkin

Ya suenan los tambores

Acaban de pasar las fiestas de San Sebastián. Ya se apagaron las tamborradas, pero suenan ahora otros tambores, los de las elecciones autonómicas de la CAV.

A la espera del refrendo de Lander Martínez por Podemos y Alfonso Alonso por el PP, el foco de la espectativa se centraba en la izquierda independentista.

La presencia de Arnaldo Otegi, anunciada por quienes presumen de estar más y mejor informados, prometía alegrías a quienes confian en inhabilitaciones e ilegalizaciones.

La dirección del independentismo vasco ha optado por la ya experimentada Maddalen Iriarte Okiñena. Como repetía Xabier Arzalluz: una al Gobierno y el otro, a cuidar el caserío.

La fórmula le ha funcionado al jelkidismo desde tiempos de José Antonio Agirre y Doroteo de Ziaurriz. Y muchos independentistas han llegado a la conclusión de que es mejor fórmula la de una dirección política, atada a los principios y unos equipos que, en las instituciones, habrán de trabajar con los corsés propios de los escaños.

La decisión última está en manos de las bases del independentismo, pero a nadie se le escapa la generosidad de quien asume un reto difícil y la de quien se queda en casa para seguir dibujando la hoja de ruta.

Una vez más, los augures estaban equivocados.

/