0 iruzkin

Cuando tener mucho dinero se convierte en un problema para la Real

La Real Sociedad SAD celebra a las siete de esta tarde la Junta de Accionistas que va a reflejar en números la gran gestión económica y deportiva del Consejo presidido por Jokin Aperribay en sus siete años de mandato con un dato que pasa inadvertido, pero que es el más significativo.
Al término de la temporada 2008-09, con la Real en Segunda y la elección en su ecuador del Consejo de Aperribay en medio de graves incidentes por presentar la remoción al presidido por Iñaki Badiola, la Real tenía unos fondos propios negativos en el balance de 42,9 millones de euros que técnicamente obligaban a la disolución de la sociedad.
En el balance de situación de la entidad a 30 de junio de 2015 que se va a presentar hoy la Real Sociedad SAD tiene unos fondos propios positivos de 21,5 millones de euros motivados en buena medida por los 30,4 de beneficio con los que se cerró el pasado ejercicio gracias a los ingresos de 43,3 por la venta de Griezmann y Bravo.
En seis años la diferencia en el termómetro principal de la situación económica de la sociedad se ha experimentado una mejoría de 64,4 millones de euros que por sí solos reflejan la gran gestión del Consejo de Aperribay a pesar de los importantes errores cometidos en los dos últimos años precisamente por ello. La Real se ha convertido en un club que tiene mucho dinero y eso siempre ha sido un problema porque el Consejo se siente obligado a hacer grandes desembolsos en jugadores, también en el caso de David Moyes, y eso no se traduce en una mejoría del equipo.
Así la Real va a aprobar hoy un presupuesto récord de 68 millones, de los que 41 se destinan a los gastos de personal que en un altísimo porcentaje corresponden a fichas y salarios del primer equipo y 11,4 a amortizaciones de los fichajes. Esos 50 millones aproximados de coste de la primera plantilla no se ha reflejado en el campo porque tener más dinero para fichar no implica, salvo excepciones como la protagonizada con Asier Illarramendi y a menor escala con Jonathas, fichar a jugadores de un gran nivel.
La Real incrementa su presupuesto por el aumento de la cifra de ingresos por televisón de los 25 millones de la pasada temporada a los 45,5 de la actual, pero los demás equipos de Primera también ven aumentados en la misma proporción sus ingresos y sus presupuestos. Siete equipos de Primera, todos los de la Premier y la mayoría de los que juegan la Champions tienen más dinero que ofrecer a los mejores jugadores.
Es decir, al final aumentar el presupuesto solo provoca que haya jugadores que vengan a la Real con unas fichas que no están acorde con su rendimiento, que todos cobren más, y que se genere una frustración en el aficionado porque sus expectativas no se cumplen.

Por eso el dinero debe ser invertido en mantener a los jugadores de la cantera de mayor nivel, el caso de Iñigo Martínez es el prioritario, y en la remodelación de Anoeta, que va a ser el punto estrella de la Junta de esta tarde. El Consejo va a solicitar a los accionistas su autorización para realizar una gran inversión para cumplir el deseo de la gran mayoría de sus aficionados de tener un campo de fútbol.

/
azken post-ak
azken iruzkinak