0 iruzkin

La perfecta metáfora de Fatimah

La perfecta metáfora de Fatimah

Al hablar con Fatimah, hija de Mouloud (explique su historia en el anterior post) me ha picado la curiosidad y he empezado a rebuscar en el archivo. Por si tenía alguna foto de ella ya que no le ponía cara.

La que aparece al fondo con el niño (enfocada) es ella. En la imagen sonreía al mirar a su primer hijo. Tenía entonces, según me dijo su padre Mouloud, 16 años. Desde los 12 no iba a la escuela, aunque "era aplicada y lista" según las palabras de su progenitor que se mostraba orgulloso de su hija. Estudió francés en el colegio local, donde "una profesora que estudió en Francia les enseñó a leer y a escribir". 

Eso es lo que apunté en el pie de foto, allá por el 2014 sobre el terreno. He intentado contactar otra vez con Fatimah, para poder completar este pequeño artículo sobre la vida en esos pueblos que no aparecen en el mapa (y son un borrón en Google Maps Satellite). No he conseguido hablar con ella, esta vez no hay ni tono. Miro y remiro en el cuaderno de campo de ese año (aquel que os lo mostré en mi primer post sobre este país con nombre de "marca blanca"). No apunté nada. Sólo tengo apuntado el número de Mouloud, de Mohamed Yousni y de un trabajador de Coopi (ONG Italiana que opera en el lugar) que apenas logro descifrar ya que lo escribir a lápiz y en la oscuridad de la noche mientras andabamos por un lodazal que ni el Camel Trophy.

¿Cuántos hijos tendrá ya Fatimah?

¿Que habrá sido del padre de la criatura?

¿Estará vivo su primer hijo?

Prometo seguir intentándolo y contaros como sigue la historia. Historia que nunca acaparará titulares en periódicos pero que es una perfecta metáfora de lo que es la República Centroafricana.

/